domingo, 29 de enero de 2012

AHORA Y SIEMPRE

Pienso en ayer, cuando a las nueve de la noche caminaba descalza por Central Park contemplando luciérnagas, mientras Duke y Dexter se deslizaban por el tobogán de acero riendo. ¿Será el único año que Dexter se permita jugar como una chiquilla? Pienso en Duke vestido de punta en blanco, viendo desde un palco cómo Billy Elliot bailaba claqué en un escenario de Broadway. Me entran ganas de volver a vivir en Nueva York. Pienso en el día que hice cola con Dex en el Abercrombie de la Quinta Avenida, mientras ella soñaba con chicos, bronceados, amor y besos. Pienso en la mañana que cruzamos en bicicleta el puente de Brooklyn, uno de los mayores hitos de la ingeniería del país en la ciudad más grandiosa de todas. Pienso en el puente de la calle Cincuenta y nueve de Manhattan y en la manzana de edificios de piedra rojiza de las calles Setenta y tantos Este, ante las que pasábamos Woody y yo en Annie Hall. No quiero marcharme de esta ciudad. Quiero quedarme. Quiero retroceder a otro día, no muy diferente de hoy, en el que también me levanté a las tres y media de la madrugada, pero esta vez para esperar a que me llevaran a mi primer día de rodaje del proyecto sin título de Woddy Allen en la primavera de 1976.
Ahora y siempre. Diane Keaton

4 comentarios:

Licantropunk dijo...

¿Autobiografía reciente? Seguro que está muy bien. Como ella en aquellas películas con Woody Allen. Esencial.
Saludos.

NoSurrender dijo...

Qué bien escribe la Keaton. parece que sientes el tráfico mientras lees. Tengo unas ganas enormes de NY. Y me acaban de cancelar un viaje de trabajo allí la semana que viene. Shit!

Il Cavaliere dijo...

Yo vuelvo pronto. No quiero más de aquí....¿escribirás?....porfa...

Lula Fortune dijo...

LICANTRO: no creo que le den el Nobel de literatura, pero se lee con gusto, parece sincera y... caray... "estuvo allí"... en tantos sitios que son parte de nuestros sueños.
Un beso.

LAGARTO: pues entonces se te caerá la baba. Adora esa ciudad y describe momentos preciosos paseando con Woody. Un beso.

CAVALIERE: pues claro, no lo dudes. Otro beso.