martes, 27 de mayo de 2014

LA CIUDAD INVISIBLE

El infierno de los vivos no es algo que será; hay uno, es aquel que existe ya aquí, el infierno que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Dos maneras hay de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de no verlo más. La segunda es peligrosa y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacer que dure, y darle espacio.
Marco Polo















6 comentarios:

Francisco Machuca dijo...

Si llego a saber que estabas por aquí te hubiera invitado a tomar un helado. Lástima.

Abrazos y besos,amiga mía.

Lula Fortune dijo...

La próxima vez te avisaré y tomaré ese helado. Éste ha sido un viaje demasiado rápido. Besos.

Francesc Cornadó dijo...

¡Cómo me hubiese gustado verte por Barcelona! Has estado en mi barrio.
Salud
Francesc Cornadó

Lula Fortune dijo...

La próxima vez... Un abrazo

Paco Campos dijo...

Sorprendente Barcelona en blanco y negro...una metáfora, quizá, del choque de trenes que se avecina, según los augures?

Fuquiño

PD.: Yo también me fotografié con el Picasso cabezudo

Lula Fortune dijo...

Al final hacemos todos las mismas cosas...
Bicos.