viernes, 7 de noviembre de 2008

RENAUD





Aunque todavía hoy no sé muy bien cómo sucedió, el caso es que hace mucho, mucho tiempo, en la más tierna e inconsciente adolescencia, me subí a un autobús y me planté en París.
Y entre las muchas cosas que vi y oí (que ahora no vienen al caso) estaba este enfant terrible, rockero-punk de cara aniñada llamado Renaud Sechant.
Por supuesto, entre mi botín de regreso estaba Marche a l'ombre, disco del que me aprendí absolutamente todas las letras, descubriendo con sorpresa que en francés también se podía decir tacos.

Hablaba de la jodida vida en los HLM de los barrios periféricos, algo así como los polígonos o casas baratas: Putain est qu'il est blaime mon HLM e la mome du huitième le hach elle aime /Me cago en la hostia, qué jodido es mi HLM y a la chavala del octavo le chifla el hachís (clic).
O de que iba a darse de hostias con todos los pijos burgueses que se le pusiesen a tiro: Toi, t' est pas de ma bande, casse toi, tu peux et marche a l'ombre / Tú no eres de los míos, revienta y púdrete (clic).
Crève salope (Jódete cabrón) o Où est ce que j'ai mis mon flingue (¿Dónde está mi pipa/pistola?) eran algunos de los títulos del disco.
La verdad es que viéndolo en la distancia, choca un poco el lenguaje bronco e incendiario con la musiquilla, por qué no decirlo, un tanto facilona.

Estuve rastreando en Internet y me lo he encontrado cantando Societé tu m'auras pas (clic) con ese aire de inconfundible rebeldía que sólo un pequeño burgués puede conseguir.
Y he sentido nostalgia (ay, el otoño me está matando) du temps perdu y de todas esas cosas que se hacen por primera vez.


PD: seguramente si Carrascus lee esto, dará un montón de datos eruditos sobre él y el post quedará mucho mejor.

Buen fin de semana



13 comentarios:

carrascus dijo...

Bueno, Luliña… tus deseos son órdenes. Intentaré ser escueto, no obstante.

Renaud Séchan nació el 11 de mayo del 52, curiosamente el mismo día y a la misma hora que su hermano gemelo, David. Lo que vino a hacer aún más penosa la vida de sus padres que ya tenían otras cuatro bocas anteriores que alimentar. Su padre era profesor de alemán en la escuela y en sus ratos libres escribía novelas de detectives de escaso éxito. Su madre se dedicaba a “sus labores”… qué otra cosa le quedaba, joé, con seis hijos. Todos juntitos (y tela de apretados) vivían en París, La France.


Ya desde pequeñito Renaud apuntaba maneras de golfo y fue un estudiante bastante malo, al que le gustaba más desafiar cualquier tipo de autoridad que estudiarse las lecciones. Y su padre, que era un “anarco-socialista”, que le había inculcado al niño la desconfianza por la poli, los militares y el orden impuesto en general, a pesar de eso, se cansó de que el jodido niño repitiese cuarto una y otra vez y le dijo que le daba un año para mejorar o lo ponía a currar.

Pero ocurrió que ese año que el padre le dio de vidilla era el 1.968, y estaban en París, la France. Y Renaud se interesó por la política, y como le gustaba más tirar piedras que abrir libros, tomó parte activa en todas las protestas universitarias del Mayo Francés e incluso se fue a vivir a uno de los edificios ocupados por los estudiantes en la Universidad de la Sorbona. Allí, acompañándose de su guitarra, compuso su primera canción, seguramente para ligarse a alguna gabachita.

Pero cuando todo este periodo de ilusión se terminó, su padre cumplió su palabra y puso al niño a trabajar. Almacenero, vendedor de periódicos… pero el niño en vez de entregar el sobre en casa, se gastaba la pasta en motos, que era lo que más le gustaba desde que vio “Easy Rider” en el cine.

Y como le echaba más cuenta a los accesorios de las motos que a los periódicos que vendía, terminaron por echarlo a patadas, función a la que su padre se prestó también entusiásticamente. Así que Renaud se tuvo que ir a vivir debajo de un puente y a buscarse la vida tocando y cantando por las esquinas con un acordeonista amigo suyo.

Y se ve que a la gente le hacía gracia eso de ver en directo a dos tipos continuando la antigua tradición francesa de cantar por las calles resucitando viejas canciones, y comenzaron a darles contratos en los bares, y de ahí a los teatros, y de ahí a las casas discográficas. Ya era solo cuestión de tiempo que tú, Lula, pudieses comprarte un disco suyo. Por cierto, que su amigo el acordeonista, después de haber padecido los malos tiempos de las calles, no pudo disfrutar de los buenos de los discos porque lo llamaron para hacer la mili… sí, hija, allí también.

Tu disco es el cuarto de los que Renaud grabó, y el que le convirtió en una estrella… bueno, en una estrellita… y después de grabar dos más pensó que era hora de sentar la cabeza y se buscó una buena y limpia mujer y se casó. Ya tenía casi treinta tacos…

Poco después tuvieron una hija, a la que pusieron de nombre Lolita (tuviera que ver…!) y la fiera se amansó. La baba que se le caía continuamente con ella le reblandeció y el siguiente disco que sacó estaba lleno de baladitas tiennas, y canciones mariquitas de ésas que tanto le gustan a los franceses, por lo que éstos se afanaron tanto en comprar el disco que su status subió, esta vez sí, de estrellita a estrella, y ganó tanta pasta que incluso se permitió crear una fundación para luchar contra el hambre en Etiopía, pero no fue tan famoso como Bob Geldorf porque éste último no cantaba canciones burlándose de Margaret Thatcher, como sí hacía Renaud (”Miss Maggie”), por lo que perdió el favor de la mass-media.

Y como la envidia es mú mala, el número de sus detractores creció proporcionalmente a su éxito y a los ceros de su cuenta corriente, y al pobre no paraban de crearle cargo de conciencia preguntándole cómo era posible que un tío con sus millones cantase sobre la miseria y la revolución. Así que Renaud se cortó un poquito y comenzó a promocionar menos sus discos y a apartarse un poco de los focos. Siguió grabando disco tras disco, ahora convertido en cantautor (como Loquillo) y diciendo que su ídolo fue siempre George Brassens e intentando cantar como él, como si no hubiese ya suficientes cantautores…

A lo mejor fue por eso por lo que su mujer le dejó, por convertirse en un aburrido. El caso es que cuando su mujer se fue, él se puso de los nervios, cogió una depre del copón y la curó a base de alcohol (jejejejeje… otro como los de mis posts). Total, que la gente se olvidó de él, hasta que con el nuevo siglo algún pez gordo de la cultura franchuta se acordó de hacerle un homenaje, los raperos sacaron un disco con remezclas de sus canciones, empezó a salir en la tele a todas horas, grabó otro disco que se hartó de vender, e incluso salió en una peli cómica de gangsters con Johnny Hallyday, Gerard Depardieu y Harvey Keitel (que seguro que buscarás, porque éste último es de tus favoritos… aquí en España se llamó ”Wanted”).

Como de nuevo era un tío divertido se pudo volver a casar; esta vez con una cantante a la que incluso produjo su disco, Romane Serda, y a sus 54 años tuvo otro hijo, al que ahora llamaron Malone. Esta vez la baba le derritió más que antes y le dio por escribir un libro infantil y todo, ”El pajarito que cantaba desafinado”… quién te ha visto y quien te ve…! Y su status pasó ahora de estrella a estrellona.

Lo último que sé de él es que hace un año y pico grabó un disco del que lanzó como single una canción que se llamaba "Elle est facho” (“Ella es una fascista”) en la que parodiaba a una mujer de la ultraderecha que, según canta en el último verso, “ella vota por Sarko”, por lo que el enrollado presi francés le denunció por difamación y desde entonces andan en pleitos… lo que a nuestro amigo no le ha venido mal, porque con tanta publicidad lleva ya vendidos casi un millón de ese último disco.

Ea… espero que esto convalide el post que te debía sobre los cantautores italianos...

Besos.

Ana Bande dijo...

mimá...coa carrascuspedia!!! ai lulita...tempus fugit...mais hoxe é venres e toca troulear...iuuuu!!!

Il Cavaliere dijo...

Dios, esto parece una entrada de las que a veces escribo en los blogs amigos, lo digo por Carrascus. Está muy bien documentado y es estupendo.
Sinceramente yo te sigo imaginando mirando al mar y más romántica pero veo que cuando te lo propones eres una chica dura.

Besitos y gran finde.

Palmiro Calabrese dijo...

Benquerida Lula:
Ao lerte, verifico con certa tristura (que non alcanza a mancarme) a fronteira que afasta os territorios das nosas respectivas tempadas de educación sentimental. Eu fiquei en Brassens e non coñecía a ese Renaud do teu corazón, cuxa biografía nos regala con tanta gracia e tan magnífico estilo o interlocutor Carrascus. Espléndido é tamén o estilo e moi seductora a tonalidade emocional da túa escrita, que frecuento agora no teu blog, ese palabro de recente incorporación ao meu idiolecto de cerna paleolítica.
¡Como me tería gustado viaxar contigo a París en esplendor de adolescencia! Malia a distancia dos nosos parámetros cronolóxicos, non nos afastarían tanto como a Lolita e Vladimir. E aínda que así fose...
Sigo en Lavigny. Na próxima semana enviarei carta en formato tradicional.
Saudosos beixos
Palmiro Calabrese

Lula Fortune dijo...

Qué bueno lo de "Carrascuspedia" ANA; me lo apunto ja, ja, ja.

CARRASCUS: muy buena la suerte maestro, me quito el cráneo ante su savoir faire... pero no pienses que te vas a librar del post de los italianos. Ni hablar, no me voy a conformar con cuatro datos del gabachito, de eso nada, hay que rematar la faena completa :))

Cuando yo lo conocí, ya estaba en la etapa babeante, pero mis amigos franceses me hablaron del disco anterior, que fue el que compré. Imagínate cuando llegué el curso siguiente a clase de francés con esas letras!!!!!!
Me alegro de que le vaya bien, como decía oscar Wilde: "Lo importante es que hablen de uno, aunque sea bien".
Besos de sabadete y sigo esperando mi post :)))))

CAVALIERE: ya te dije que las malas se lo pasan mejor je,je,je.

PALMIRO: cómo me alegra terte por aquí. Así poden ver os contertulios, como ti dis, que Palmiro existe, por se alguén o dubidaba.
Es un gentleman dos que xa non quedan; gracias polas túas agarimosas verbas e por compartir conmigo eses desexos de desacougantes e nabokóvicas aventuras.
Agardarei ao carteiro, sempre chama dúas veces.
Bicos. Tu Lu-li-ta.

eva al desnudo dijo...

Uy! Te iba a preguntar que quién és este mozo tan revolucionario pero Carrascus lo ha dejado clarito ¿tendrá algo que ver el nombre del hijo con el del grupo Sindicato Malone? :)
De las tres canciones que has puesto me gusta más la última, no sé si será de esta etapa pre-jubilación pero a mi me mola, lástima que no entienda casi nada de francés ¡putain!
A partir de ahora te llamaré Lula aventurera, cuenta, cuenta...

Besos franchutes (con morritos)

La palabra de verificación es: RERONU ¿será francesa?

eva al desnudo dijo...

Y Carrascus, estoy impaciente por este post de cantantes italianos (Lula tú no te preocupes que dos de mis familiares italianos trabajan en Radio Potenza ;) )

Bendetta!

Uy, ahora me sale PANCUTIN!
Casi que me callo ya.

eva al desnudo dijo...

¡LULAAA! Que horror, es V de Vendetta! He tenido una pesadilla.

PC dijo...

Este Palmiro Calabrese é un impostor. Eu son o verdadeiro Palmiro Calabrese. Lula, non te fíes de quen escribe abeirado ás pérgolas románticas dun belvedere sobre as augas límpidas dun lago suizo. Adoitan imitar as poses mundanas e infelizmente cultas do seductor pequeno burgués que simula doenza e practica mágoas. El non é Palmiro Calabrese. Palmiro Calabrese son eu: son eu o que sinte a ferida do apéndice perdido; son eu o que aloumiño convalecente as sabas blancas dun leito sobre un mar turbio, de escuma dubidosa; son eu quen delira co lazareto ou cadea na frente da miña imaxe. Eu son Palmiro Calabrese, o que celebra cada día coma un premio con croce e delicia, delicia al cuor.

atikus dijo...

Me encanta esa aventura juvenil lula, y no teis fotos de la época, anda!!jo se que esas épocas no se olvidan!!!

Por su puesto el añadido de Carrascus es impresionante, como siempre un 10, es que es otro post!!

El chaval de todas formas (hablo de cuando era treintañero, tenía un look un poco amariconado, para ser tan revolucionario, será cosa de los franceses, jeje...les pasa lo mismo a los italianos?..¿o es envidia porque se ligan a las españolas? no se pero me parecen mas autenticos los rockeros británicos e incluso los yanquis, una mezcla puede ser los argentinos.

puff no se porque estoy hablando de esto, creo que me sentaron mal las tostadas , jaja!!!

Besitos mañaneros

El Secretario dijo...

Hola Lula.

Al ver la foto del susodicho me vino a la mente un trabajo que tuve que realizar en la facultad con un libro que se titulaba "Les barjots" (no me acuerdo del autor), sobre los jóvenes rebeldes de la Francia de esa época.

Renaud da el tipo de esa "ganadería" cuerochaquetera.

Excelente la información de Carrascus. Ahí se ve clarito clarito cómo va (vamos) cambiando la gente.

Más abajo he visto a los Talking.
Han sido de mis grupos favoritos de toda la vida...

Abrazo bustoparlante (!!??)

nancicomansi dijo...

JA,ja,ja...mira que estos "franchutes" hasta cuando sueltan tacos e insultan lo hacen una gracia perfumada suprema!!!
No tengo el gusto,pero la portada me encaaaaaaanta...
Es tan sencilla y contundente a la vez!!!
Y esa bandana coloreada de rojo, aichs!!!

Un besazo!

Lula Fortune dijo...

¿Has oído, CARRASCUS? EVA tiene familia en Italia, en radio Potenza... a buen entendedor...

¿PC? Ay! que xa non entendo nada. Palmirooooooooooo!!!!!!!!

ATIKUS: no me creerás pero no tengo ninguna foto de aquel viaje, todavía no me había entrado la fiebre de la imagen je, je, je.
Y sí, parece que "punk" y "francés" son términos contradictorios, como que no acabas de creerte lo duros que parecen. Cuando estuve allí, vi una película de vaqueros y me espatarré de risa al oír a John Wayne en francés. A mis amigos les pareció fatal.
Un beso de casi lunes.

Hola SECRE, bienvenido al club de los Talking. No ha entrado nadie a comentar a quien no le gustara o no reconociera haberse echado sus buenos bailongos.
Besos parlantes.

NANCI: Desde luego imagen no le faltaba al gabachito! Besos con chaqueta de cuero.