lunes, 17 de octubre de 2011

POR LO VISTO

Por lo visto es posible declararse hombre.
Por lo visto es posible decir no.
De una vez y en la calle, de una vez, por todos
y por todas las veces que no pudimos.

Importa por lo visto el hecho de estar vivo.
Importa por lo visto que hasta la injusta fuerza
necesite, suponga nuestras vidas, esos actos mínimos
a diario cumplidos en la calle por todos.

Y será preciso no olvidar la lección:
saber, a cada instante, que en el gesto que hacemos
hay un arma escondida, saber que estamos vivos
aún. Y que la vida
todavía es posible, por lo visto.

Jaime Gil de Biedma

7 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Por lo visto es dificil que coincidamos...perdón que no quiero da la chapa después de este alegato sobre algo que hemos perdido. Sí, está todo perdido y la vida todavía es posible, pero la que nos dicten los que manejan los hilos.
Yo ya he tirado la toalla. Y no será porque no lo intenté. Ya sabes : divide y vencerás...cero en solidaridad con los menos favorecidos....firma aquí pero no te digo que me llamo Satanás...no sigo que lloro.

Un besito niña

Palabra clave: Teléfono....you know what I mean?...jaja

Manuel Ángel Candelas Colodrón dijo...

Permíteme, querida Lula, que asalte tu blog para admirar la manera en que eliges el poema exacto para cada ocasión. Estoy seguro de que cuando caminabas Urzáiz abajo estabas pensando en este poema.

Francesc Cornadó dijo...

Gil de Biedma, con empeño, quiere acercarnos un halo de esperanza. Poco espero, amiga Lula, ya sabes que me encuentro en la lista de los hombres más pesimistas del mundo, confío, sin embargo, en la poesía, la ironía y el buen humor.
Muchas gracias por traernos a Gil de Biedma.
Salud
Francesc Cornadó

Lula Fortune dijo...

Sí, es ese "por lo visto" el que pone el toque de distancia necesaria, el que matiza la esperanza bobalicona...¿Qué haríamos sin la poesía, sin el humor, sin algo de mala leche y sin la posibilidad de decir NO?

Imagino que ya no se puede cambiar nada, que no sólo es imposible sino inútil, pero me gustaría pensar que existen todavía pequeñas revoluciones interiores dentro de algunas personas.

Saludos y gracias.

Mad Hatter dijo...

Pero menuda panda de pesimistas!!! Claro que se puede cambiar, si todos y cada uno de nosotros vamos cambiando, acabaremos venciendo a la esclavitud, por muy sutil y astuta que ésta sea, aunque eso no quita para disfrutar de la vida al máximo que se pueda. Como dijo Thoreau: "Yo no vine a este mundo para mejorarlo, sino para vivir en él sea como sea".
Pero parece evidente que hay cosas que se están moviendo... ¡Desobediencia civil! Pero con alegría.
Muy bien traido este poema.
Gracias y besos Lula.

Licantropunk dijo...

Que al menos quede el recurso al pataleo. Pues no es poca cosa: con Franco no había ni eso.
Saludos.

Lula Fortune dijo...

Bueno, al final, pesisistas, optimistas, entusiastas o descreídos... parece que las plazas se fueron llenando de nuestras ganas de vivir, de nuestros pataleos.
Gracias a vosotros y un beso enorme a los dos.