domingo, 29 de junio de 2008

EL COSTADO DE DIOS


No sé cómo hablar de la noche de ayer cuando todavía estoy bajo los efectos de la subida al cielo dylaniano. No sé qué decir de lo que vi y oí (sobre todo teniendo a Carrascus respirando en mi nuca) No puedo ni quiero ser objetiva con una noche en la que disfruté como nunca lo había hecho en un concierto. No me importa si había 7000 personas o más, si las canciones eran o no reconocibles, si tocaba de lado o si no se dirigió al público (¿pero alguien necesita que Dylan diga algo?)
Sólo puedo deciros que allí arriba, en un escueto y negro escenario, estaban los mejores músicos que podíamos esperar sobre la tierra. Y una frágil figurilla, con pantalón negro de raya blanca, chaqueta negra, camisa verde de lentejuelas y un sombrero blanco de ala ancha, haciendo lo que mejor sabe hacer: ofrecernos una voz desgarrada engarzando palabras y sonidos hasta hacernos enloquecer.
Las canciones de Modern Times fueron la carne que nos alimentó, junto a un Lay, lady, lay o un fantástico e irreconocible Like a rolling stone que arrancó aullidos de placer. Hubo rock and roll, blues, tocó la armónica, inclinó varias veces la cabeza hacia el público en señal de agradecimiento y cuando el delirio se adueñó de nuestros cuerpos sudorosos y jadeantes al borde del orgasmo colectivo... el viejo zorro sonreía.
Seguramente los musicologos dylanitas o antidylanitas estarán pergeñando en estos momentos las sesudas crónicas del evento. Sólo puedo ofreceros la primicia de la foto (no se autorizó la entrada de prensa ni cámaras de foto) gracias a un móvil providencial y esta maravillosa canción con la que Dios se dio media vuelta y desapareció (visualmente) de nuestras vidas.

19 comentarios:

carrascus dijo...

Tenía problemas esta mañana, pero espero que esto ahora me deje decirte, querida Lulilla, que has esbozado una fantástica crónica del concierto de Bobby; escrita con el corazón, que es como salen las mejores. Las crónicas cerebrales y técnicas solo son, en realidad, pajas mentales para demostrar cuanto sabemos de esto.

Me gustaría disfrutar tanto como tú el próximo día 8, que es cuando Dylan va a Jerez... y allá que iremos unos amigos y yo, como cantos rodados deslizándonos por la autopista de Cádiz.

Gracias a tí sé un poco mejor lo que puedo esperar. Besos agradecidos... y enhorabuena por una noche especial.

Mad Hatter dijo...

Pero qué exagerada eres, Lula, que sí que Dylan es un maestro de maestros pero de ahí a considerarlo Dios...
Ya sé que estuviste viendolo en compañía de la Ratiña y Sailor, ambas podeis pasaros a recoger unos premios que tenía pendientes y que os he pasado... porque vosotras lo valéis (je, je) ¡Enhorabuena!

atikus dijo...

Me alegro que lo pasaras también, es que no hay nada como pasar un momento así con uno de tus idolos, ...para mi Dylan es grande..no Dios, pero bueno no voy a entrar en esas clasificaciones que lo importante es disfrutar!!!

Besos grendes...que no se los lleve el vientooooooooo!!!

Lula Fortune dijo...

CARRASCUS: seguro que disfrutarás tanto o más que yo y además tu post será mucho más jugoso que el mío, así que espero con ansiedad el día 8. Besos de rollin'stone.

Querido MAD: nadie como tú para hacer engrosar mi estantería harveykeiteliana. Muy agradecida, con lo que te hago rabiar! Besitos dylanianos.

ATIKUS: no podíamos estar de acuerdo en todo ¿no?^:))))
Besos incondicionales.

Carmen dijo...

Tampoco para mi es uno de los que me hacen derretir, y prefiero los conciertos más cercanos y pequeñitos... pero desde luego es un gustazo leer que entusiasme tanto. Me alegro de ese disfrute! Y me mueeeero por ir yo a los que me esperan a mediados de mes!!!

Lula Fortune dijo...

Para los que decís que Dylan no es Dios :http://tealabamosdylan.blogspot.com/.
A ver si oramos un poco y salvamos vuestras almas pecadoras (Y de paso echamos unas risas)

El Secretario dijo...

Hola Lula.

Nunca le vi (me refiero a Dylan; a Dios sí: un par de veces...)

; D

Me recordaste una tarde lejanísima en que presencié en un ambiente universitario el Concierto para Bangla Desh.

Sí, salí de allí transfigurado y con un folleto con las letras de las canciones, que aún conservo.


Abrazo con la voz desgarrada.

Capri c'est fini dijo...

Oh Dios se ha aparecido como si fueras una virginal pastorcita!!!!! No hay nadie como el gran Bob... conserva el recuerdo mucho tiempooooo. besos.

Lula Fortune dijo...

CAPRI: eso de "virginal pastorcita" me ha llegado al alma (ja, ja ,ja). Espero sobrellevar esa carga con la dignidad que se merece. Bessossssss.

SECRE: entonces lo comprenderás todo perfectamante ¿verdad? Si todavía hay algo que puede emocionarnos, es que todo no está perdido. Besos lúlicos.

CARMEN: ¿a cuáles vas tú?, mi niña. Dame un poco de envidia. Besitos dylanianos.

Francisco Machuca dijo...

¡Ir a verte a Venecia y tomar unas cervezas!Me apuntaría ya,sin pensarmelo dos veces.Mira que te lo montas bien.Lula eres un bichillo delicioso.

Pues nada,que tengas una felices vacaciones.Yo,de momento iré a Toledo,una de mis ciudades favoritas dentro del territorio nacional.Claro,más baratito que ir a Venecia.

Besos y un fuerte abrazo.

nancicomansi dijo...

A mi me entusiasma tu entusiasmo, tu capacidad de sentir vértigo con el hacedor de belleza que es Dylan...

Un besazo!

Lula Fortune dijo...

FRANCISCO:es que me dejan una góndola y no sé manejarla. Si vienes aún puedes sacarte unas pelillas (je,je). Besos veraniegos.

NANSI:en el concierto me encontré a varios blogueros gallegos y fue un plus de entusiasmo añadido. Me hubiera gustado compartirlo también con muchos de vosotros, seguro que hubiera sido la caña!
El entusiasmo hay que compartirlo, porque crece y creeeeece.
Besos apasionados.

Hugo Izarra dijo...

Y yo me lo perdí.
No tengo perdón.

MK dijo...

Le vi hará dos veranos ahora , en el festival de Cap Roig. Todo el mundo perfectamente sentado en un escenario especial .Unos inmensos jardines. Salió, especialmente elegante con una clase de traje sureño negro y una camisa malva , lazo al cuello y un impecable sombrero. Se puso fentre al teclado y enlazó una canción tras otra sin inmutarse ante las súplicas del personal , por su guitarra y por su repertorio ya histórico. Pasó de todo.Al final dejó caer un par , luego nos dimos cuenta que había intercalado "the times are changing"y alguna más , pero como le había dado la gana , despiezándolas y reinterpretándolas cambiando ritmos y entonaciones.
Al final hizo una ligera inclinación de cabeza como diciendo "esto es lo que hay" y la gente se revolcó ...porque nos dimos cuenta que incluso recortando y pegando...es eso ,Bob Dylan


...es lo que tienen ciertos dioses...

iparre@hotmail.com dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lula Fortune dijo...

MK: es lo que tienen los dioses, que hacen lo que les da la gana y no les importa una mierda. Por eso los adoramos. Besos dylanianos e iconoclastas.

HUGO: pues sí, no sé qué puedo decirte, aparte de darte la bienvenida a mi blog, como no te pires ahora mismo para Jerez, te vas a perder irremediablemente los destellos de divinidad del padre Dylan.

Hugo Izarra dijo...

Fue doloroso cruzar la autopista en dirección contraria y observar las colas en la salida del aeropuerto. Pero ya sabes lo que dicen: Trabajo es trabajo.

No fue la primera vez que Bob estuvo en la ciudad. Recuerdo que el año en que Blondie actuó en Castrelos, Dylan pernoctó en el NH. Creo haber escrito un poema sobre eso.

Besos y gracias por la bienvenida.

Lula Fortune dijo...

¿Ya estuvo en Vigo antes? seguro que no estaba yo todavía. Me acuerdo de la actuación en Coruña y Santiago, pero si dices que "pernoctó" es que no cantó, ¿no?. Bicos, que esto parece el messenger. Me voy a verlo a la tele que hoy canta en el Rock and Rio.

Hugo Izarra dijo...

El 17 de julio de 2004 actuaba en Santiago, pero esa noche durmió en Vigo. Debbie Harry estaba ya en la ciudad, el concierto de Blondie era al día siguiente. Coincidieron en el mismo hotel, pero no sé si llegaron a saberlo. Ni siquiera si les importaría.