miércoles, 30 de septiembre de 2009

ACROSS THE UNIVERSE

El joven Jude parte de su Liverpool natal hacia Estados Unidos en busca de su padre. Una vez llegado a New York conocerá a Lucy (¿os van sonando los nombres?) y pronto entrará en su círculo de amistades. Estamos en los años 60, viviendo la efervescencia artística del Greenwich Village, las protestas anti Vietnam, la psicodelia, los profetas cósmicos y una azarosa historia de amor entre los protagonistas.
Across the Univers es una película que no tiene nada de especial en lo que concierne a su historia, cientos de veces llevada a la pantalla con mejor o peor éxito, como melodrama o incluso como musical (imposible no acordarse de Hair). Lo que la convierte en un objeto de curioso interés son las 33 canciones de los Beatles que componenen la banda sonora.
Su directora, Julie Taymor, construyó la historia partiendo de las canciones, de ahí que el resultado final resulte un tanto irregular. Hay  momentos brillantes como éste Strawberry Fields,  bien traído y enlazado con la historia y otros un poco forzados, la verdad, en los que no resistes la tentación de hacer apuestas sobre el título que vendrá a continuación. 

A pesar de todo, Across the Univers resulta un film raro, recomendable sin titubeos, con imágenes sorprendentes y unas melodías que acarician nuestro corazón.
Un pequeño placer para ese beatleriano que todos llevamos dentro. O casi todos.


11 comentarios:

Mad Hatter dijo...

Tendré que verla sin falta.
¿Ponen la de "She loves you"?
Besos ye-yés.

El futuro bloguero dijo...

Me apunto. Yo también llevo un beat dentro (pero sin flequillo..)

jeje

Licantropunk dijo...

Ni idea de esta película. Me la apuntaré, aunque yo soy más de los Rolling. Por cierto, ayer mismo leí que se había muerto la Lucy que inspiró la canción: al parecer era una compañera de colegio del hijo de Lennon, Julian. Este llevó un dibujo que había hecho a casa y le dijo a su padre que era Lucy en el cielo con diamantes. ¡Y algún mal pensado echándole la culpa al LSD!
Saludos.

Jah Work dijo...

la tengo que ver!!! vi el trailer y me gustó!! un día de estos la veo!!! Merci por recordarla!

un saludo!!

desconvencida dijo...

Tomo nota, Lula... ahora que parece que los Beatles vuelven a estar de moda (¿realmente algún día han dejado de estarlo?) cualquier excusa es buena para escuchar sus canciones, una y otra vez, ¡son los mejores! :)

atikus dijo...

Mmmm...puede resultar curiosa, lo que pasa es que tanta reposición, revisión y reciclaje de los Beatles me mosquea...quiero decir que los Beatles tenian 13 LP grabados como mucho en cuatro pistas y luego se han sacado trescientos mil remasterizaciones y cuentos chinos.

Que conste que yo tengo bastantes cuentos chinos de eso...para algo es mi grupo favovorito, por delante de mis adorados Ramones...por algo sacaron ellos su nombre de ellos ;)


En cuanto a los nombres de la peli habra que ver, que muchas canciones son más simples de lo que parecen, otras si son producto del LSD y otras sustancias picantes.


Besitos yeyes

Fernando dijo...

Buena reseña, Lula, parece altamente recomendable; pero comparto también los recelos de Atikus: aunque sea un grupo favorito casi obligatoriamente, esperemos no acabar empachados.
Besos.

carrascus dijo...

En realidad no hay empacho de Beatles, porque ninguna de las canciones las cantan ellos; esto es un musical con sus canciones. Y de poca altura, todo hay que decirlo...

Aunque si que es algo que puede verse bastante a gusto. Más que por la trama, que a mí particularmente me parece flojita, previsible, aburrida a (grandes) ratos, con lo que se pasa bien es intentando descubrir todas las claves que la autora ha encajado aquí, y reirse con las apariciones inesperadas. Sale Joe Cocker haciendo hasta tres papeles diferentes, sale también Bono, el de los U2, Eddie Izard, Salma Hayek en un papelito muy heavy... y luego todos los que tenemos ya una cierta edad y vivimos aquellos tiempos vemos los guiños al fichaje de los Beatles por Brian Epstein, el Cavern, Apple (aquí Strawberry)... apuntes culturetas con reminiscencias de Ken Kesey, Tom Wolfe, Timothy Leary... y luego están (aparte de los dos principales), ya sea como personaje de la peli, o mencionándolos durante la trama, prácticamente todos los personajes de las canciones de los Beatles: el Dr. Robert, Mr. Kite, JoJo, Sadie (aunque me quedé con las ganas de que cantasen "Sexy Sadie", una de mis favoritas, y que hubiese encajado muy bien aquí), Prudence, con la que forman uno de los mejores momentos de la peli, con la canción "Dear Prudence" que sirve de forma ambivalente para reflejar como pedían a Prudence (la original para quien la escribieron) que saliese de su habitación en la mansión del Maharishi, y esta Prudence de la peli, a la que piden con ella que salga del armario...

Y luego están los paralelismos entre sus personajes y Janis Joplin, Jimi Hendrix... recuerdos para la Credence...

Vamos, que es una de esas pelis en las que uno disfruta más por lo que le trae a la mente en forma de recuerdos y es capaz de pillar sintiéndose cómplice de ella, que de lo que realmente te despacha en imágenes y sonidos...

Anónimo dijo...

Pode vela Miguel?

Carmen dijo...

Yo no me apunto al club de los beatlerianos... tendré que hacerme mirar ese desapego...
besines de fin de semana!

Lula Fortune dijo...

Me alegro de que esta peli haya despertado más curiosidad entre vosotros. Por lo menos ya no echáis pestes de los musicales. A este paso os voy a convertir a todos jajajajaja.
Muchos besos a todos y todas.

PD: por suposto, querido Anónimo, que a pode ve Miguel. Elisa tamén.