miércoles, 16 de diciembre de 2009

EL INGLÉS Y LA MADRE QUE LO PARIÓ

Piccadilly Circus. Eduardo Baamonde
 (pintor, amigo del alma,  compañero en las dulces noches de Cambados y las tormentosas madrugadas de Citroën sur Mer)

Soy de francés.
Es una confesión de mi rareza, de mi frikismo idiomático, de mi marginalidad estudiantil. Yo era de las que cogía los bártulos cuando venía el profe de inglés y me iba a un cuartito con dos o tres como yo a escuchar a Jacques Brel o leer a Camus. Y puedo afirmar sin rubor que, a pesar de los años pasados, sigo entendiendo perfectamente las películas, los libros e incluso entiendo a los gabachos cuando me hablan.
El segundo idioma al que me enfrenté, ya en la edad adulta, fue el dulcísimo italiano. Y más que una lucha, -a pesar de la doppias consonantes, de los verbos irregulares, a pesar de los pesares- ha sido un baile placentero del que recogí y recojo frutos a cada instante.

El poco inglés que conozco se lo debo a unas ediciones baratas de las letras de las canciones en bilingüe de Simon y Garfunkel, Bob Dylan, entre otros. A algún que otro viajecillo a la pérfida Albión. A las pelis subtituladas. Y poco más. 
Jamás me enfrenté al estudio de esa lengua, por lo que mi concepto del mundo sigue primitivamente apegado al concepto latino, cabezonamente apegado, si queréis. 
Hace unos días y por necesidades estrictamente laborales, he empezado con el inglés. Mi profe es un british correcto y estirado al que bauticé como Harrypotter nada más ver sus ojillos azules detrás de las gafotas. Ha tenido una vida la mar de interesante: es hijo de diplomáticos, nació en Japón, vivió en la India, estudió su bachillerato en un internado escocés y se instaló en Londres ya de mayor. 
Pero a lo que iba: no puedo con ese maldito idioma. Y lo que peor llevo, es que todo el mundo se empeña en decirme lo fácil que resulta. 
Pero vamos a ver: ¿cómo va a ser más fácil estudiarse todos las jodidas phrasal verbs? ¿qué me importa que no conjuguen apenas sus verbos si luego tienen veintemil excepciones para su uso? ¿Y qué decir del encantador To get? ¿y el baile de las preposiciones?... Si hasta mi pobre harrypotter resopla buscando en el diccionario cuando le pregunto alguna duda.
Si fuera tan fácil ¿por qué hay tantas academias de inglés? ¿Por qué tantos métodos experimentales? ¿Por qué se pasa la vida la gente "empezando" a estudiar inglés? ¿Por qué cuando pronuncias una palabra nunca te sale como la oyes? ¿Por qué cuando oyes a un nativo te parece que habla otra cosa diferente a lo que has aprendido?

En fin, que este post es un desahogo rabioso antes de ponerme a estudiar el maldito pasado y los verbos auxiliares. Definitivamente, no puedo con el inglés. 

 

19 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Dicen que el tercer idioma es el más fácil de aprender, y tu entre castellano, italiano y francés, (no sé si también galego) debes estar entre el cuarto o el quinto con el inglés.

Luego te llamaremos Políglota, que siempre suena como a insulto...

Besos.

Chiste viejo y malo, que contaba Eugenio entre calada y calada de cigarro...

Señora enseña el búlgaro.
Fui, y era un idioma, tú...

Il Cavaliere dijo...

Oh lord have mercy on my soul
Oh I'm begging, I'm pleeding, I'm needing
I want you to know
So I'm down upon my knees

jajajajajaa

Que malo soy!.

Pero si eres hasta lista para los recaos!!!!!!!!!!

No me j*d*s!

un besito

Elvira dijo...

La verdad es que has nombrado varios de los escollos principales para aprender esta lengua. A mí me encanta, me enamoré de ella al empezar a estudiarla a los 17 años, y luego he sido profe de inglés durante 27 años.

Creo que una parte de las dificultades del aprendizaje del inglés no se deben a la lengua misma sino a la metodología para su enseñanza y a los libros de texto. Resulta que quienes los escriben en la mayoría de los casos, los ingleses of course, son el pueblo que peor aprende lenguas extranjeras de todoa Europa. Y no creo que sea debido solamente a que como todos los demás aprendemos su lengua ellos se vuelvan perezosos y comodones. Es que la mayoría son negados, pero negados de verdad. Así que yo propondría que los libros de texto los escribieran personas que han aprendido varias lenguas extranjeras con éxito, aunque no sean ingleses y los diálogos se los redacten "nativos".

Con tu permiso te dejo un consejo: que veas todas las películas en versión original con los subtítulos en inglés. Va divinamente. Igual ya lo haces. :-)

cuentosprescindibles.blogspot.com dijo...

Dont guorri !!
Yo también soy de francés!.
Si es que es otra idiosincrásia.

Pero mira , sabes que pienso ?, que si en medio del berrinche con el idioma has tenido la repentina serenidad de hacer esa sugerente descripción del ticher, pues como que tampoco deben de estar tan mal esas clases!
Les acabarás encontrando encantadoras ,seguro.
Si lo sé...si es que es cosa de nuestra idiosincrásia.

carrascus dijo...

Yo también soy de los que aprendí el francés en el bachiller. Ya ves.

Y sin embargo ahora se me da mejor el inglés a base de bregar con rockeros y recibir publicaciones musicales inglesas.

Pero le sigo teniendo mucho cariño al francés, que conste.

lula Fortune dijo...

FB: eso dicen, que es más fácil cuántos más idiomas sabes. Menos con el jodido inglés.
Un beso políglota y trilingüe.(Uy! qué barbaridad)

CAVALIERI: Dai! non mi incazzare di più con queste stronzzate. Io capisco benissimo tutto quello que mi dici, ma non riuscerò mai a dire una parola in quella lingua di merda. Baci tanti.

ELVIRA: ¡a mis brazos! buaaaaaa!!!!!! si es que es cosa del idioma, porque no conozco lengua que tenga más libros de texto (ojalá mis libros de francés hubiesen sido tan chulos), más métodos y algunos de lo más atractivos, pero nada.
Llega un momento que es impenetrable. Además, reconoce que leer a un autor inglés en inglés tiene tela. Si hasta los libros que se leen en niveles altos de aprendizaje son adaptados.
Ni en mil años leería a Shakespeare en inglés y con cinco de italiano he leído a Petrarca y Dante. Con el francés del instituto leí M. Bovary en COU. Eso mis compis de inglés, ni en sueños.
Así que algo huele a podrido en Dinamarca, o en UK, jajajajajajajajaja.
Gracias por tus ánimos. Y sí, veo todas las pelis con subtítulos, pero como si nada :((
Besitos.

MK: otra idiosincrasia, pues claro. Yo mirando al harrypotter y pensando "la de cosas chulas que me podrías contar, jodido jamonyork, si yo fuera capaz de preguntártelas".
Pues eso, ajo y agua.
Baci tanti.

lula Fortune dijo...

CARRASCUS: se cruzó tu comentario mientras contestaba. LA verdad es que lo poco que sé se lo debo a las letras de las canciones, te lo juro. Soy capaz de cantarte "The Boxer"o "The sounds of silence", enteritos y explicarte lo que significan. Ahora me sacas de ahí...
En la música está la solución, lo veo claro.
Un beso.

JLO dijo...

me deprimiste... siempre es mi idea seguir empezando con el ingles hasta de una vez por todas aprenderlo... desde tu post eso me va a costar un poco mas je...

los verbos!! imposibles... salu2...

carrascus dijo...

Me acabo de acordar de una prueba irrfutable que apoya lo que dices, Lula, de que el inglés no es tan fácil.

Supongo que todos hemos visto muchas veces en las pelis esos concursos que hacen entre los escolares americanos para deletrear palabras, y que a nosotros, oyéndolas dobladitas al castellano, nos parecen una gilipollez, y nos extraña que allí le den tanta importancia a saber deletrear palabras que lo niños de aquí los harían con la punta de la... nariz.

Pues eso es debido a la dificultad que tienen aquellos pobrecitos escolares porque las palabras son muy diferentes de como se escriben a como se pronuncian.

Por ejemplo, a un niño de aquí le dicen que deletree "butaca", y no tiene la menor dificultad... pero si a uno de allí le dicen que deletree "aaermtchieer" (o como coño se pronuncie correctamente la palabra "armchair"), seguro que tiene muchas posibilidades de hacerse un lío.

Lula Fortune dijo...

JLO: ¿así que tú eres de los que firmas "Poplife" de oídas, eh? jajajajaja. Nada, hombre, si con el español se va a todas partes. En NY me moví como pez en el agua. Y que conste que entiendo mil veces mejor a un americano que a un inglés.
Un beso.

CARRASCUS: pues eso. Aunque creo que para nosotros (para mí) lo más difícil es entender lo que dicen, si lo veo escrito, lo entiendo bastante bien. Seguro que les ganaría en el spell :)

nancicomansi dijo...

Francés, francés y francés...
No en vano estudié 10 años con monjas franchutes.
Aunque tengo pendiente eso del inglés, hija, auqnue ya dicen que el idioma del futuro va a ser el chino!!!

besazo!

carrascus dijo...

Esa es la cosa, Lula... si lo vemos escrito lo entendemos mejor y todos sabemos como se deletrea (faltaría más), lo malo es deletrear una palabra inglesa guiándote solamente por la pronunciación...

Raúl dijo...

Y yo, y yo... Yo también soy de francés. Joder.

Il Cavaliere dijo...

Bueno, no desesperes. Despues podrías ponerte en el Euskera...jajajajajaja

jajajajajajajaja

lula Fortune dijo...

NANCI, RAÚL: si se nos nota a la legua lo de ser de francés...ese glamour, esa distinción, ese savoir faire.
Besazos.
CAVALIERE: el euskera...otra lengua del demonio.
Baci tanti.

Mad Hatter dijo...

Y también sabes galego, Lula.
Hablar y escribir bien en inglés es muy difícil, otra cosa es chapurearlo y entenderse. Los españoles somos especialmente negados porque nuestro oído no está educado para diferenciar muchas de sus consonantes y vocales, que además pueden escribirse se varias y caprichosas formas.
Mi hija tiene la inmensa suerte de ser bilingüe (español-inglés) casi de nacimiento y también está estudiando francés.
Besos sin lenguas.

Fernando dijo...

Te veo un poco cascarrabias, Lula. It's Christmas time...(cantando);)
Todos los idiomas tienen una madre. Lo cierto es que a mí me encanta estudiarlos, supongo que porque se me da bien.
Yo he sido de inglés, y en un momento fui prácticamente bilingüe; pero siempre quise estudiar francés, y lo empecé hace algunos años (ahora lo tengo en suspenso).
Ah, y no te quejes, que no tienes que estudiar euskera. Eso sí que es tela marinera.
Un beso.

David dijo...

El euskera tampoco es tan difícil. Yo lo tengo ya muy olvidado, pero me parece que los idiomas te entran con más o menos facilidad depende las cosas que encuentres que te puedan gustar alrededor de ellos. Te recomiendo lo que te han dicho más arriba. Pelis que te gusten en versión original. Ahora con los DVDs es una opción posible, no como antes que había que comprar las pelis de Speakup. Yo sólo hablo mal el castellano...y sí, el inglés puede ser una lengua bárbara. Pero es el idioma en el que cantaron los BEATLES, ¿cómo no vamos a querer aprender qué decían aunque luego podamos descubrir que, a lo mejor, no era tan bonito como sonaba?

lula Fortune dijo...

silovesiu ye-ye-ye...menudas letras las de los Beatles jajajajajajajaja.
Precisamente lo poco que sé, se lo debo a las letras de las canciones y a las versiones originales de las pelis, como ya dije por ahí arriba. El problema no es hacer "oreja" es soltarme la melena y ponerme a hablar.
No hay idiomas más difíciles que otros. Siempre depende de la lengua de la que partas, o como dice David, de lo que te acerque a ellos. Para mí, estudiar italiano ha sido un camino de rosas, imagino que para un japonés, la cosa cambiará.

Lo mío con el inglés siempre ha sido un poco de rebeldía personal. Y sí, le tengo poco cariño como lengua, lo reconozco.

Un beso, MAD, FERNANDO, DAVID.