miércoles, 30 de enero de 2008

HIDALGO


Un jeque árabe organiza una espectacular carrera de caballos a través del desierto. Allí compiten los ejemplares de raza árabe más pura y un caballo indio venido en barco desde EEUU, Hidalgo. Este mustang no tiene la fina estampa de sus adversarios, ni es tan vigorosamente joven, pero correrá con un objetivo: ganar el codiciado premio en metálico. El dinero será destinado a la compra de praderios en América para que los indios de la tribu que cría estos caballos puedan sobrevivir como hombres libres.




El resto es pura épica y cine de aventuras del mejor. Qué decir de Viggo Mortensen y la callada honestidad que imprime a su personaje, el jinete Frank Hopkins , basado en un personaje real (amén de su cuerpo serrano); qué decir de las impresionantes imágenes del desierto, de los caballos galopando libres en los prados, de la inefable historia de amor, de los malvados adversarios de nuestro héroe...




Un hecho real, la existencia de la carrera realizada en el desierto de Arabia a lo largo de 3000 millas, inspira al director Joe Jhonston, con experiencia en el cine de aventuras, para realizar un impecable clásico, utilizando algunas de las localizaciones de Lawrence de Arabia.

Dos horas de puro espectáculo a través de Océanos de Fuego.







12 comentarios:

nancicomansi dijo...

Si tu la recomiendas...
Me fio de tí y la pillo en el "video-clús"...

besote!

atikus dijo...

No será que imaginabas ir de paquete en el caballito???

vale vale...la tendré en cuenta...
besitos galopantes

Mad Hatter dijo...

Pues sí, tengo muchas ganas de ver esa peli, fijo que me va a encantar. Gracias por recordármelo, Lula.

Lula Fortune dijo...

Nanci: es una peli de esas que Sailor y yo llamamos de "sábado cine". De las que entretienen el espíritu, reconfortan el ánimo y te reconcilian con el género humano. Vamos, para terminar una tarde lluviosa con un suspiro de satisfacción.

Atikus, a mí donde me gustaría estar es en la Haima donde lo espera la hija del jeque todas las noches :)

Mad, casi seguro que sí. Naturaleza en estado puro. Las imágenes de los prados americanos son espectaculares.

Besos a todos/as

carrascus dijo...

Pues a mí también me gustó la peli. Yo también soy mucho de pelis de acción y aventuras... efectos de los días de cine de verano de mi niñez...

Esta además tiene el aliciente de ir pillando las meteduras de pata de los asesores históricos y ambientales... si es que los hubo, claro... por ejemplo, la carrera termina en Damasco, justito, justio al lado del mar; y Damasco está tan cerca de la playa en realidad como Sevilla de Matalascañas... por cierto, al pais, le llaman siempre Irak... un nombre que no tuvo hasta bien pasada la Primera Guerra Mundial, y la peli transcurre al final del siglo 19... cuando Wild Bill Hitchcock hacía tiempo que había muerto asesinado en una partida de poker (que mlo recuerdo perfectamente de las pelis de Buffalo Bill), así que no sé que pintaba el personaje en esta peli.
Ni los soldados ingleses, que no aparecieron por aquellos desiertos hasta la Primera Guerra... Oye, Lula... tu que hablas mucho de Nueva York... ¿al lado de la Estatua de la Libertad hay una montaña...? No, verdad... po cuando el tío este se va pal desierto con su caballo y mira desde el barco, hay una...

En fin... pero por mucho que fallen los asesores, todos sus errores juntos nunca podrán igualar a los que montaron la Semana Santa de Sevilla que sale en "Misión Imposible 2", que volví a verla ayer... pero me estoy yendo por las ramas...

El futuro bloguero dijo...

La rubia y yo llamamos a estas pelis "pelipizzas" porque son de ver en casa sin ninguna preocupación.

Aceptamos también pipas de girasol.
Palomitas no.

Francisco Machuca dijo...

Bueno,bueno,Lula,descubro una nueva faceta en tí.Veo que llevas en tu fuero interno a una aventurera de corazón solitario.Creo que debemos posponer nuestro ya mítico encuentro en el Empire State y trasladarlo al ojo del huracán del desierto.No está mal,porque me estoy oxidando en mi estudio,y la verdad,necesito algo de acción.
Brillante reseña.
Besos intrépidos.

Carmen dijo...

A mi también me gustó cuando la ví... por todo lo que dicen los que ya han hablado antes. Porque es una peli de las que se dejan ver mientras el tiempo se desliza a tu lado sin interrupciones. Te mantiene embobado pensando qué harías tú en ese desierto, en esa situación... A mi me desplaza a todos los sitios que aparecen, y me hace hablar de otras arenas....

Diarios de Rayuela dijo...

La vi recién estrenada y me entretuvo mucho. No hace nada la he vuelto a ver con mi hijo (once añitos). Tenía ganas de saber qué le parecía. Se lo pasó en grande.
Un abrazo.

Lula Fortune dijo...

Me alegro que os gustara y que hayáis entendido el sentido de "sábado/pizza/pipas cine". Siento que el listillo(lo digo con cariño) de Carrascus no haya dejado el encefalograma plano para verla...con lo que mola hacer eso de vez en cuando!!!
Particularmente me dan igual esas incoherencias. Yo estaba en el desierto y con tantas tormentas de arena, me fue imposible apreciar esas cosas.
La próxima vez que haga una crónica de una peli voy a tener que estar más atenta, mecachis!!!
Un montón de besos para todos/as

El futuro bloguero dijo...

Mas fotos de NY pa ti...

Anónimo dijo...

omg esta pelicula me hace llorar al final! me encanta cuando su caballo sale corriendo libre