miércoles, 15 de octubre de 2008

ADDIOPIZZO

El pizzo es el dinero que los comerciantes de Sicilia tienen que pagar a la mafia para obtener su protección. El 24 de mayo del 2000, la ciudad de Palermo apareció empapelada con estos panfletos: El pueblo que paga el pizzo es un pueblo sin dignidad.



Nadie los firmaba, ninguna asociación reivindicó la autoria, y todos, los políticos incluídos, se preguntaban qué clase de locos estaba detrás de esta acción.
La plataforma ADDIO PIZZO surgió como una iniciativa espontánea y popular que agrupa sobre todo a jóvenes, que se sienten identificados con esa frase. Trabajan como voluntarios, se autofinancian con la venta de libros, pegatinas, camisetas e intentan mantenerse al margen de cualquier manipulación política. Quieren cambiar una situación endémica en su país de una forma revolucionaria. Por ahora son ya 200 negocios en la ciudad los que ostentan la pegatina: io non pago pizzo, en sus escaparates.



Intentan concienciar a la población para que consuma únicamente en esos sitios. Son pequeños pasos, que todavía no suponen ningún cambio sustancial, pero que cogen con valentia el testigo de hombres como Falcone o Borsalino.



La Cosa Nostra en Sicilia, la Camorra en Nápoles, la Ndrangheta en Calabria o la Sacra Corona Unida en la Puglia... son algunas de estas lacras que vampirizan de forma sangrienta a un país entero.
¿Miedo? pues claro que tienen miedo, pero ¿qué otra cosa les queda por hacer?
Que se lo pregunten a Roberto Saviano.

9 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Fijate, hasta en Roma he visto mensajes escritos de la mafia. Esto es muy fuerte, estos tipos son unos valientes. Desgraciadamente mafias hay muchas, en algunos lugares de este santo país la gente es presa de mafias ideológicas que te pegan un tiro en la cabeza.
En fin.

Besos Diurnos.

Lula Fortune dijo...

¿Estás ahí? Nos hemos cruzado por estos caminos cibernéticos.
Sí, no es lo mismo tener convicciones "aquí", que declararlas "allí". Hay una delgada línea que te separa de la vida.
Eso se entiende muy bien leyendo a Sciascia.
Baci tanti e buona fortuna!!!!!

Il Cavaliere dijo...

Esta noche volvemos a quedar en el mismo lugar, a la luz de la luna. Espérame.

SUPERBESOS

Ana Bande dijo...

Hasta tienen en pleno corazón a la Mafia Santa, pobres italianos...

desconvencida dijo...

Cada pequeño paso supone un gran avance, Lula.. no sabía de la existencia de este valiente movimiento. Justo hoy me he enterado también de que Roberto Saviano se ve obligado a abandonar su país por las amenazas y preparativos de asesinato inminente... en fin, lamentablemente en nuestro propio país vemos ejemplos similares cada día, más en la zona norte donde yo vivo, qué se puede decir... :(

carrascus dijo...

Como dice Desconvencida, en nuestro país hay ejemplos, sin ir más lejos el de Fernando Savater, que acaba de ganar el "Planeta", y no puede acercarse al País Vasco sin protección.

Esperemos que eso de que las palabras terminarán por acallar a las pistolas no se quede en una utopía.

nancicomansi dijo...

mafiosos hay en todos lados, pero parece que Italia se lleva la palma...snifff...con lo maravillosa que es...

Y maravillososamente valiente esta plataforma...ojalá sirva para algo!!!

eva al desnudo dijo...

Era el año 98, uno de los miembros de mi pequeña familia italiana tiene que venir a vivir a España en urgencia durante un año proximadamente. Su madre tenía un pequeño negocio, una sartoría, se niegan a pagar a la Camorra, amenazas y justicia por su cuenta.
Un matrimonio, tres hijos, la madre sin poder abrir el negocio, el padre conductor de autobús ¿cómo se come esto?

Supongo que es un caso del tamaño de una hormiga, comparado con lo que está pasando, ojalá los miembros de esta valiente iniciativa tengan suerte.

Besos libres

atikus dijo...

Holaaa, ya he vuelto, hay que faena esto de trabajar!!

En nápoles veia gente en las esquinas sin hacer nada, luego nos enteramos que eran de la camorra, ...que estaban "controlando"...; pero vamos que mafias hay a cientos algunas de trage y corbata y que salen en la tele e incluso van de legales y moralistas.

Poues no se si camorra o hacienda, pero en ningún hotel pudimos pagar con tarjeta!, menos en Roma.

Besos en la trastienta