domingo, 5 de octubre de 2008

NOTICIAS DE LAVIGNY


(Traducción en el primer comentario)
Querida Lula:
Envío este poema desde Lavigny, un pequeno enclave suizo, próximo ao lago Leman, situado entre Xenevra e Laussane, onde estou a pasar unha tempada nun Sanatorio. Viñen para someterme a unha serie de probas relacionadas con aquela amputación cirúrxica que sufrín hai xa varios anos. Cuestión de curiosidade científica, que aguilloa o ánimo dun especialista amigo, o doctor Villeneuve, director do devandito sanatorio especializado en rarezas.
Enviarei máis cartas desde Lavigny.
Moitos bicos
Palmiro



12 comentarios:

Lula Fortune dijo...

Querida Lula:

Envío este poema desde Lavigny, un pequeño enclave suizo, próximo al lago Leman, situado entre Ginebra y Laussane, donde estoy pasando una temporada en un Sanatorio. Vine para someterme a una serie de pruebas relacionadas con aquella amputación quirúrjica que sufrí hace ya varios años. Cuestión de curiosidad científica, que aguijonea el ánimo de un especialista amigo, el doctor Villeneuve, director de dicho sanatorio especializado en rarezas.
Enviaré más cartas desde Lavigny.
Muchos besos
Palmiro


POEMA VISUAL: Yo nací siamés de la otra parte de mí.

eva al desnudo dijo...

¿Y si el hijo de Palmiro era él otro Palmiro? su otra mitad.

Que intrigante me parece.

Besos de hacer pensar.

atikus dijo...

Ah, a mi los sanatorios no me gustan, los balnearios quizás si, vamos como para recuperarse estando bien.

Que se mejore Palmiro.

Besos sanos

carrascus dijo...

Pues para estar malito se le ve muy relajado, al Palmiro éste...

El Secretario dijo...

Hola Lula.

Volvió a aparecerse Palmiro...

Yo puse una foto de un siamés (trucada) hace dos días, y una historia de hermanos y de incomunicaciones.

Al menos Palmiro se comunica epistolarmente, que ya quedan pocos así.

; )


Abrazo epistolado (!!??)

NoSurrender dijo...

Suiza debe estar lleno de sanatorios, por lo que se cuenta. sanatorio-queso-sanatorio-queso...

Suerte a Palmiro!

Ana Bande dijo...

Vou consultar as notas de T.Mann para ver se se trata dun personaxe rexeitado...mimá....¡que misterio!

Lula Fortune dijo...

Queridas todas y todos: Palmiro encierra un gran secreto, pero no puedo decir más. Existe, os juro que existe, pero ya dije cuando lo presenté, que es muy suyo y se rommpería nuestra amistad si revelo su misterio. Se merece una etiqueta para él solo, y espero que me siga mandando esos sobres llenos de cosas sorprendentes. A través de su sobrina intentaré que él mismo escriba algo en el blog. Seguro que ese Sanatorio tiene acceso a Internet, pero Palmiro es Palmiro y con él nunca se sabe...
Moitos bicos.

Palmiro Calabrese dijo...

Amantísima Lula:
Non fai falla que acudas á intercesión da miña encantadora sobriña Tonina. O doctor Villeneuve, experto usuario destas máquinas do inferno, anda a aguilloarme para que me decida a internarme no océano da Internet. Esta é a primeira ocasión en que o fago. E só para aclarararche, Lula das miñas entrañas extrañas, que a clausura do suposto segredo obedece máis a razóns técnicas (a necesidade de respectar a discreción do proceso de investigación médica en Lavigny)que a claves temperamentais ou éticas. Non son tan meu como imaxinas. Máis ben un libro aberto. Acaso excesivamente aberto.
Un tenro bico esperanzado
Palmiro

Lula Fortune dijo...

Menuda novidade Palmiro. Alégrome, por unha vez, de que me leves a contraria nas miñas apreciacións. Ese doutor Villeneuve é un xenio da suxestión se che fai andar preto destas "máquinas infernais". Quen sabe se non é unha parte da terapia.
De todos os xeitos, non sabes o que me presta que decidas escribir aquí. Poderás contestar ti mesmo ás dúbidas que se plantexen cos teus escritos, non é emocionante?
Agardo as túas novas.
Un bico aberto como as páxinas dun libro.

Ana Bande dijo...

E logo...¿o Palmiro non andará "orillando" onde non debe?

Lula Fortune dijo...

Ja, ja, ja Ana, non van os tiros por aí. Se Palmiro falase...
Bicos misteriosos.