jueves, 7 de enero de 2010

DIVAGACIONES


Da gusto volver del destierro navideño y encontrarse con todos estos buenos deseos para recibirme. Espero recuperar pronto le temps perdu, pero mientras eso sucede, recibid también, los que habéis pasado por aquí, el mismo deseo de que todo lo que nos espere nos haga un poquito más dichosos.

Siempre que regreso a casa por estas fechas y me encuentro con el nuevo año recién estrenado, me entran unas ganas terribles de estrenarlo todo. De enrollarme al cuello la bufanda tejida por la abuela, quitarle la etiqueta al enésimo pijama de la tía Carmela para dormir con él, perfumarme con todas las colonias imposibles y quitarle el plástico al CD que nunca compraría y que una vez más es para mí.
Y esas ganas de empezarlo todo se van extendiendo a otros ámbitos de la casa: tengo que cambiar la tapicería del sofá, llamaré al pintor, ordenaré el armario, a la mierda estos trapos viejos... y siguen avanzando como una ola imparable hacia todas esas cosas de mi vida que siempre dejo pendientes: este año me hago el tatuaje, por fin me teñiré el pelo como Annie Lennox, tengo que ir a Sicilia como sea, no faltaré nunca a yoga, ay, el inglés de los c... 
Y todos mis deseos se multiplican como cuando era pequeña y mis primos mayores me cambiaban el billete de la abuela por calderilla (qué cabrones, mis primos). Y yo aceptaba encantada, porque creía que tenía mucho más que ellos.
Así va pasando el año y la calderilla se me va perdiendo entre las ranuras del sofá, en el fondo del viejo armario, en el bolsillo agujereado de la gabardina y me dedico a lo único que sé hacer, bien o mal: vivir. 
Un año más.

10 comentarios:

leon no es feroz dijo...

Esta bien hacer feng-sui. Dicen que sinos desprendemos de cosas viejas, entran otras nuevas en nuestra vida. Y empezar el año es ilusionarse tienes razón. Feliz año!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues no te creas, Lula, que buscar bien entre las ranuras del sofá puede darnos más de una alegría al encontrar algo que no esperábamos. Y en cuanto a lo de vivir, pues ya es, ya.
Que vaya bien el año

jordim dijo...

yo para este año no me he hecho propositos, así igual hago algo..

Jah Work dijo...

que majos tus primos jeje

Bueno espero aprovechar el año como mínimo, que a veces miro atrás y digo: que coño he hecho este tiempo!!!

Un abrazo Lula!!

Fernando dijo...

Y asi pasan los dias, y yo desesperado y tú, tú contestando: quizás, quizás, quizás. (me lo ha recordado, no he podido evitarlo)
Vivamos, entonces, hasta la extenuación. ¿Qué otra y mejor cosa deberíamos hacer?

carrascus dijo...

Yo tengo muy claro mis propósitos, son los mismos de siempre: cometer todos los excesos que pueda... pero sin excederme demasiado.

Mad Hatter dijo...

¿No sería chulo que a la vez que te tiñes el pelo a lo Annie Lennox se te quedara grabada en el cerebro su legua inglesa?
Con mis mejores deseos para el nuevo año.
Besos.

Carmen dijo...

Si de muchos propósitos se queda alguno hecho no es un mal sistema... vamos, que yo el lunes vuelvo al gimnasio...
Besos y besos.

David dijo...

¡Qué cabrones tus primos! Eso no se hace.
Y por lo demás.. el inglés de los c... Monty Phyton.
Y al hilo de tu post, una de las mejores frases que he oído nunca (en inglés, of course, para que vayas practicando):
"Life is what happens to you while you're busy making other plans". Que traducida quiere decir más o menos lo que tú cuentas en el post. Un abrazo.

David dijo...

Por cierto. De John Lennon, en Beautiful Boy. Pero eso me parece que no hacía falta decirlo.
Y ten en cuenta que tu chica Cyndi canta también en inglés. Otro abrazo.