miércoles, 7 de julio de 2010

MARCIANA

Algunas veces me siento extraña. Salgo a la calle en una tarde de verano, recién venida de la playa, duchada y encremada, con esa tersura saludable que el aire, el mar y el sol dan a la piel, esperando encontrarme calles, terrazas y paseos atestados de personas con las que charlar, tomar una cañas, echar unas risas, esas cosas sencillas de la vida.
Y sin embargo, nada. No hay coches, no hay gente. Una soledad postatómiconuclear invade la ciudad. ¿Habrá pasado algo terrible mientras me demoraba eligiendo mi vaporoso vestido blanco y mis sandalias italianas?
De pronto, como un rugido primitivo que surgiese de las cavernas ancestrales, se eleva un lamento unísono proveniente del interior de bares, casas, coches... un ¡ay! bronco y doloroso que se evapora en un eco lejano. Diríase que la Humanidad entera se lamenta por su inevitable extinción.
Llego hasta la Alameda de mi ciudad y comprendo. Allí, frente a pantallas gigantescas, masas enfebrecidas con las caras pintadas aúllan entre ondeantes enseñas: Villa ha fallado un gol.

Lo siento. No me gusta el fútbol. No siento el ardor nacionalista ni me conmueve el color de las banderas. Por eso cuando me alejaba de allí meditabunda, en lugar de suspirar con resignación, me dieron unas ganas terribles de mirar hacia arriba, extender mi dedito y gritar:

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡MI CAAAAAAAASSSSSSAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

12 comentarios:

Ra dijo...

Amén, señora mía.

Luis dijo...

A mi me gusta el fútbol, me entusiasma el buen fútbol. Desde chico. En un barrio marginal de Sevilla en los años sesenta, era el único deporte al alcance. El golf y la pesca submarina no eran viables. Desde el descampado donde jugábamos se escuchaban los gritos de UUUUY! o GOOOL del Sánchez-Pizjuán. El fútbol no es lo mismo, no puede serlo, para las personas que lo han practicado que para las que no. El fútbol es la religión de los pobres, decía Vázquez Montalbán. El fútbol lo utilizó el Dictador franquito, para distraer, despolitizar y atontar a las masas. El fútbol, ahora, es un negocio dirigido por los personajillos más corruptos, Florentino, Laporta, Del Nido…
Pero no más ni menos que la fórmula 1, el baloncesto, el tenis…todo depende de la audiencia que se pueda manipular y empujar al consumismo. Pero a mi el fútbol me ha dado muchas alegrías, muy buenos ratos. Me gusta ver jugar a un artista como Mesi y eso no me impide saber que el pibe fuera del fútbol no es Einstein. Pero tampoco Scarlet Johansson es Simone Beauvoir. En fin lo del reparto de las neuronas, como lo de la belleza física, también debió de ser una broma de los Dioses. En fin…que todo este rollo es solo para decirte que si tu me dices ven, lo dejo todo. Ya se lo del vestido vaporoso y lo de las sandalias…dime dónde y cuándo.
Un Beso….UUUUUUUUUUUYYYYYYY!!!!

Lula Fortune dijo...

RA: ¡Ay!

LUIS: Oye, ni un asomo de crítica en mis palabras (bueno si acaso un poquitito de vinagre, je, je) Pero es que todas estas manifestaciones masificadas de fervor patriofutbolero me dejan fría. Igual que la formula 1 o el baloncesto o la esgrima... No tengo nada contra el deporte en sí mismo mismamente, ni contra los que se lanzan al mar rojo del frenesí, allá cada uno. Pero sí que me jode una poco tener la ciudad tomada por pantallas, los balcones llenos de banderas...ay! qué repelús...es que yo ni patria ni banderas ¿qué quieres?
Y ya que parte de mis impuestos municipales van a sufragar esas pantallas gigantes, joé, podían poner algún día algo que me guste, no sé a Brad Pitt en bolas, digo yo, por poner un ejemplo.

Pero en fin, quede aquí mi queja de estoica ciudadana apátrida...y bueno, pues en la cervecería de la esquina a las 20.30 ¿vale? Seguro que me reconoces por el vestido vaporoso je, je...

Mad Hatter dijo...

Pues yo también me siento ciudadano universal, Lula, tampoco soy excesivamente futbolero, aunque me gusta ver los buenos partidos, pero después de escuchar a Beckenbawer decir que, como europeo, para él una final Holanda-Alemania sería el sumun, no lo puedo evitar, me hierve la sangre y me sale un rotundo ¡¡¡A por ellos!!! ¿Cómo es posible que a estas alturas no se nos considere europeos?
Que no Lula, que no, que no somos iguales a los Frankfurts y que no pega nada pasearse con un vestido blanco vaporoso y unas sandalias italianas por Berlín ¿Qué quieres que te diga?

David dijo...

Me gusta el texto. El futbol ni me gusta ni me disgusta. Al igual que Luis, lo vivi y disfruté de niño, pero para bien o para mal, me curé... creo que tiene razón en lo que expone, pero me ha hecho gracia el post. Te sientes un poco raro si no participas de la euforia colectiva.
Pero seguro que eres más guapa que el muñeco diseñado por Carlo Rambaldi.
Un abrazo.

Lula Fortune dijo...

JAJAJAJAJA, que no MAD, que yo paseo mis encantos en Citroën sur Mer y donde haga falta...no te piques hombre, qué sabrá Beckembawer si es un futfolista y ya sabes lo que pienso de la neuronita que tenéis los tios: si la mitad está ocupada por el "fumbo"...queda bien poco. :)
Besitos y que disfrutes con el partido, tú que puedes.

Lula Fortune dijo...

DAVID: eso ni lo dudes ;)

Licantropunk dijo...

Se abre el telón y aparecen Juan Tamariz y E.T. Tamariz hace un truco de cartas y cuando termina E.T. dice "Beeeee!!". Se cierra el telón. ¿Cómo se llama la película?
'Alien baló sorprendido del truco'

Saludos.

Il Cavaliere dijo...

Pero Lulita! , qué está pasando....jajajajaja. Entiendo que estés hasta el moño de esta locura pero no olvides que es verano. Y eso lo puede todo...jajajaja

Un besazo (te escribo)

lu dijo...

No sabes cómo te entiendo, Lula. Lo de las banderitas... uf. Anoche había invitado a la gente de mi curro a casa, lo hago todos los años por estas fechas. Alcohol, comida y musiquita selecta. Un planazo, o al menos a mí me lo parece. Pues bien, al equipo este no se le ocurre otra cosa que llegar a semifinales y jugar un partido "súper importante para la Historia de España" el mismo día de mi convocatoria, y como resultado sólo nos encontramos 6 (tías, claro, ¿acaso lo dudabas?). Todo el mundo insistiendo para que cambiara el día del sarao. Anda ya, los mandé el carajo, paso de que nosécuántos tíos jugando a la pelota condicionen mi vida. Hasta el Koloke me ninguneó y se tiró a las calles a hacer el burro, porque otro nombre no tiene esto, Lula. Pero bueno, hicimos nuestro propio equipo y lo pasamos rocanrol. Terminamos las 3 más jartibles desparramadas en el sofá a las tres y media de la mañana. Yo me acosté y las dos petardas se quedaron fritas en el sofá. Hoy el trabajo ha sido duro, estábamos lentas y resacosas, pero como España ganó... no hemos desentonado nada. Algo bueno tenía que tener er furbo.
Besos, guapetona, porque mira que te queda bien ese vestido...

Lula Fortune dijo...

LICANTRO: esa neuronita se está resintiendo jajajajajajaja con tanto fumbo. Besos.

CAVALIERI: ciao, bello! ma come mai, dove sei? No te preocupes, lo llevo con cierta distancia, el solcito no me deja cabrearme del todo. Un bacione.

LU: pues ya lo has dicho todo tú. Si es que...¿Me quieres en tu panda? porque me voy cagando leches a cogerme unas moñas contigo el día de la final Arggggg!
Besos.

lu dijo...

Niña, estaré en Bilbao, te espero por el casco viejo. Creo que habrá menos concentración de banderas y se llevará mejor este bochornoso espectáculo. Ponte ese vestido que quiero fardar de panda!