jueves, 7 de octubre de 2010

ORTODONCIA

En otro tiempo tenía una magnífica dentadura, pero se la regalé a Vargas Llosa.
Juan Carlos Onetti

(Enhorabuena, Pichulita)

9 comentarios:

David dijo...

Ja,ja,ja...
Yo me lo encontré hace poco por la calle.

Sir John More dijo...

Gromnfchrtrkbpohhkjffffffluaghhlk... (esto no es spam)

Ana dijo...

jaja...
viva Mario!

Licantropunk dijo...

Una alegría, un escritor muy recomendable. De entrada este año no cae en alguien que no tenemos ni p... idea de quién es, qué ha escrito: hasta al tertuliano televisivo más tonto le sonará el nombre. O no. Hala, a leer.
Saludos.

Nieves dijo...

Me alegro mucho.

lu dijo...

Ya era hora, ¿no? A mí el Vargas Llosa opinador neocon me cae fatal, pero no tengo más remedio que rendirme ante su descomunal don para escribir novelas. Algunas me han volado la cabeza.
Besitos, Lula querida, ahora me toca a mí irme de vacaciones. Oh, yeah!

Ah, me leí el cómic de "Lulú mujer desnuda", muy bueno!!!

Lula Fortune dijo...

DAVID: vaya y ¿qué le dijiste?

SIR: scrunch...shofff...ñam ñam...mmmmmm...esto tampoco es spam. Cuídeseme ese ruido intestinal.

ANA: pues eso.

LICANTRO: es verdad, podemos sentirnos menos ignorantes por un minuto. Besos.

NIEVES: el que se alegrará será él y mucho. Un saludo.

LU: no diré eso de "qué envidia" por respeto, pero lo pienso, lo pienso jajajaja. Disfruta todo lo que puedas. Ya sabía yo que te iba a gustar a ti eso de quitarte la ropa, picarona.
Muacks!

David dijo...

- Supongo que se lo dirán continuamente, pero es usted un gran escritor y he disfrutado mucho con algunas de sus novelas.

- No, no. Lo cierto es que es agradable siempre oirlo. Muchas gracias.

Y nos estrechamos la mano.

O algo parecido. No suelo llevar grabadora y mi memoria no es como la de otros.

Un abrazo, Lula.

Francesc Cornadó dijo...

Ahora a nadie importa si Dante fue güelfo o gibelino, quedó su obra monumental. Salvando las distancias, supongo que con el tiempo a nadie importará que fuera ndeocon o las ideas políticas de Vargas Llosa. Eso de la política es una mierdica que pronto se pasa de moda.

Salud

Francesc Cornadó