domingo, 7 de marzo de 2010

AMICI MIEI

Para Aser, que fotografió para nosotros paisajes japoneses en la ensenada de San Simón. Para Ana, que encontró tendales imposibles donde desenredar nuestras tristezas. Para Carmen, que nos acarició con sus pretéritos perfectos mientras descendíamos por el Orinoco. Para Lorena, que nos esperó en aquel bar de Macondo y nos ahogó con su rubia sonrisa. Para Inma, que llegó cargada de árboles en el momento exacto. Para Pablo, que recorrió todo el país por amor (aunque él dijera para follar) Para Arume...

Pasan lentos los días
y muchas veces estuvimos solos.
Pero luego hay momentos felices
para dejarse ser en amistad.
        Mirad:
somos nosotros.

Un destino condujo diestramente
las horas, y brotó la compañía.
Llegaban las noches. Al amor de ellas
nosotros encendíamos palabras,
las palabras que luego abandonamos
para subir a más
empezamos a ser los compañeros
que se conocen
por encima de la voz o de la seña.

Ahora sí. Pueden alzarse
las gentiles palabras
--esas que ya no dicen cosas--,
flotar ligeramente sobre el aire;
porque estamos nosotros enzarzados
en mundo, sarmentosos
de historia acumulada,
y está la compañía que formamos plena,
frondosa de presencias.
Detrás de cada uno
vela su casa, el campo, la distancia.

Pero callad.
Quiero deciros algo.
Sólo quiero deciros que estamos todos juntos.
A veces, al hablar, alguno olvida
su brazo sobre el mío,
y yo aunque esté callado doy las gracias,
porque hay paz en los cuerpos y en nosotros.
Quiero deciros cómo todos trajimos
nuestras vidas aquí, para contarlas.
Largamente, los unos a los otros
en el rincón hablamos, tantos meses!
que no sabemos bien, y en el recuerdo
el júbilo es igual a la tristeza.
Para nosotros el dolor es tierno.

Ay el tiempo! Ya todo se comprende.

Jaime Gil de Biedma

 

5 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Bellisímo!!!!


Ay el tiempo!

Por supuesto que todo se comprende....



Besitos.

El futuro bloguero dijo...

Esa escena del tren y las bofetadas, me marcó desde niño, y las bromas del ciego, de la contorsionista...

Ay si yo supiera más italiano, para entender más estas pelis...

eva al desnudo dijo...

Que envidia más sana tengo ;)

Princesa Sigrid/Lorena dijo...

Lula, siempre habrá un antes y un después de Catoira aliñada con Gil de Biedma. Y sí, quiero tener los ojos de todos vosotros sobre mis líneas y frente a mí.

P.D. He bautizado al bonsai como Emilio.

Ana Bande dijo...

ei Lula, o teu bló papa comentarios ou que...boh...escribín vinte liñas e nada, a ver agora se lembro o que che dicía xa xornada de Catoira (léase á francesa, catoag)...ah si, que malgré le passé compossé e outras disquisicións de filólogos destemidos (e aínda menos mal que non se engadiron os da mesa veciña) estivo ben, como diría o camareiro, todo serio el..."é que de verdade, non pode estar mellor"...¡que bueno Lula! e díxoo así, como con mágoa, como disculpándose pola absoluta perfección gastronómica...mi madriña, quixera eu ver alí ao adriápuntoalgo, ese que agora vai de filósofo posmoderno...a lambrea polo que vale, si señor, eu pagaría o dobre, en serio, e ata o tres veces trinta máis por pecar a gusto...bueno, corto e pecho, e se o blogger me papa este comentario xúroche que me subo un llutuf e mándocho en direuto. ¡muaca!