sábado, 1 de mayo de 2010

URLATE DONNE!


Se poteste solo vederlo, donne! gli eserciti tedeschi scappano via, se ne vanno per sempre, non tornerano mai più, non tornerano mai più...
( ¡Si pudiéseis verlo, mujeres! los ejércitos alemanes huyen, se van para siempre, no volverán nunca, no volverán nunca...)

Beata gioventù che vede quello che non c'è.
(Dichosa juventud que ve aquello que no está)


Novecento. Bernardo Bertolucci

5 comentarios:

David dijo...

No sé, no sé... Creo que de esta película siempre he visto trozos, y nunca la he visto por completo.

La escena me ha parecido casi "graciosa" (que supongo que no lo es). La mujer en el carro de heno tenía hasta estética de anuncio... y cuando persiguen a esos dos y el otro saca la pistola y dispara al aire...
En fin.. yo es que hay algunas de Bertolucci que todavía no se las perdono. Cuestión de gustos.

Lula Fortune dijo...

No será que la publicidad ha cogido la estética Bertolucci?, jajajajajaja ten en cuenta que estamos hablando de la prehistoria:1976.

Yo creo que es una de las grandes películas de la historia del cine. Puede ser tendenciosa o panfletaria en su contenido, no lo negaré, aunque a mí persoanalmente, me gusta refocilarme de vez en cuando en esa emoción heoíca que quiere transmitir. De la misma forma que me veo "Tú y yo" cuando quiero llorar a moco tendido.

Aunque si la vieras entera, de principio a fin, verías que esa tendenciosidad está más que matizada en el fantástico final, con los dos ancianos en constante lucha. La épica proletaria se diluye en la historia: El nacimiento del movimiento obrero, la industrialización, el ascenso del fascismo, la guerra... todos los mitos se van resquebrajando poco a poco.
Pero además, creo que Bertolucci lo hace con una calidad estética insuperable. Algunas imágenes son auténticas pinturas, cuadros costumbristas, los movimientos de cámara por la llanura padana, la fotografía capaz de captar esas nieblas tan típicas de las orillas del Po, el simbolismo de tantas escenas...por no hablar de los actores. Ver a Burt Lancaster minutos antes de morir es ver la imagen de la decadencia del ser humano, es escalofriante. Sterling Hayden, los jovencísimos Depardieu y de Niro, la fuerza de Dominique Sanda o Stefania Sandrelli, su belleza tan poco convencional...

En fin para qué seguir...yo a Bertolucci le perdono casi todo, como ves.
Un beso.

David dijo...

En lo de la publicidad tienes razón (ja,ja,ja)... Es lo que mejor saben hacer. Robar imágenes,ideas y que luego se las atribuyámos como propias.

En lo demás...¿qué voy a decir entonces ante tan apasionada defensa?
Pues nada. Si algún día la veo completa, te daré mi opinión.
Un abrazo.

Licantropunk dijo...

Gran película. Grande en todo, incluso en extensión. ¿Apropiada para un primero de mayo?
Saludos.

Fernando dijo...

Sin duda, la estética ha sido el punto fuerte, el enorme punto fuerte de Bertolucci. Podrán gustar más o menos sus películas, pero su sentido estético, artístico, de imaginería pura, es innegable en todas ellas.