domingo, 6 de julio de 2008

VENEZIA È UN PESCE





Venecia es un pez. Compruébalo en un mapa. Parece un lenguado colosal tendido en el fondo. ¿Cómo es posible que este animal prodigioso haya remontado el Adriático para venir a guarecerse justo aquí? Podía haber seguido su recorrido, hacer escalas aquí y allá, según su inspiración; migrar, viajar, pasarlo de maravilla, como le ha gustado siempre: este fin de semana Dalmacia, pasado mañana en Estambul, el verano que viene en Chipre (...).

Los otros libros se reirían de lo que te estoy diciendo. Te hablan del nacimiento de la ciudad de la nada, de su espectacular fortuna comercial y militar, de su decadencia: patrañas. No es así, créeme. Venecia existió siempre tal y como la ves, o casi. Navega desde la noche e los tiempos; ha tocado todos los puertos, se ha restregado contra todas las costas, todos los embarcaderos, todos los amarres. En las escamas le han quedado adheridas madreperlas de Oriente Medio, transparentes arenas fenicias, moluscos griegos, algas bizantinas. Un buen día notó el peso de esas escamas, de esos granitos y astillas acumuladas poco a poco en su piel (...).

Decidió remontar de una vez y para siempre una de las ensenadas situadas al norte del Mediterráneo, la más tranquila, la más protegida y descansar aquí.













Así comienza una de las anti-guías más maravillosa que he leído en los últimos años. Buscaba información para ir preparando mi viaje, libros sobre Venecia, cualquier cosa que fuese lanzando hilos invisibles para aprisionarla, para hacerme estar allí mucho antes de llegar. Y me encontré con esta ficción inclasificable en la que Tiziano Scarpa nos invita, con gran sentido de humor, a hacer un recorrido corporal por su ciudad. Cada capítulo está dedicado a una parte de nuestro cuerpo: qué se puede pisar, oler, ver, tocar, saborear, oír, leer, sentir...

Nos recrimina a cada paso: ¿Pero adónde vas? ¡Tira ese plano! ¿Por qué te empeñas en saber dónde estás en cada momento?

Nos da extraños consejos: En todas las ciudades casi siempre hay un cartel con una flecha en el mapa que te informa :"Usted está aquí". En Venecia también. Pasa de ellas, ni caso. ¿Por qué luchar contra el laberinto?

Nos incita a la rebeldía: Aprende a vagar, a vagabundear. Desorientate, callejea.

Nos propone juegos inesperados: Imagina que eres un glóbulo rojo que fluye por las venas, sigue el latido, déjate bombear por este corazón invisible.


No encontraréis en esta guía horarios de trenes, ni restaurantes recomendados, ni los precios de los museos. Este libro sólo es una delicia literaria que se lee como un cuento fantástico, una colosal metáfora que invita a conocer desde las mismas tripas a una ciudad indefiniblemente hermosa. Porque como dice Scarpa: Perderse es la única manera de llegar a los sitios que valen la pena.


17 comentarios:

MK dijo...

Te vas a Venecia?.
Nunca he estado allí.
Pero creo que compraré tan pronto pueda esta guía.
Y quizás algún día de este otoño o el próximo año por primavera pueda colgarlo en un kit de esos...
Y espero que sigas por aquí también , en un guiño cómplice.
Gracias hermosa.

atikus dijo...

Pues la semana pasada fue mi hermano y me trajo una camiseta, me dio tanta envidia que estuve mirando viajes para ir en Agosto, anda que si derrepente me cruzo contigo te das un susto de muerte jaja!!

que envidiaaaaaaa!!!!

besitos gondoleros

L&M dijo...

ummm...pois disfruta muito porque merece a pena... sobre todo se escapas dos lugares turísticos e te deixas perder pelos rinconcinhos da cidade.boa viagem!

carrascus dijo...

Venecia es un lugar que me gustaría recuperar. Ya estuve allí y la experiencia no me gustó demasiado. Seguramente por haber ido como turista y sin una guía como la que traes a tu blog.

Y todas las citas que has entresacado supongo que funcionan cuando las llevas a cabo. Yo lo he hecho de pequeño en Sevilla. Cuando iba a algún lado hacía eso mismo de perderme hasta ver a donde llego; vagas sin plano y sin flecha orientativa... y no sabes el gustazo que te da (cuando tienes doce o trece años) tirar Alfonso XII arriba, seguir por Torneo y cuando ya te has hartado de andar y empiezas a plantearte buscar un autobús, darte cuenta de que has llegado a la Macarena. O averiguar que a través de calles bonitas, curiosas y estrechas, puedes llegar desde la Puerta la Carne hasta Santa Catalina... placer de dioses, de dioses pequeñitos.

Y ya que estoy charlatán, te contaré también que en Venecia tuve una de las experiencia más emocionantes de mi vida, al estar en plena noche en un vaporetto que nos llevaba desde uno de sus lidos hasta San Marcos a través del mar, en una tormenta espantosa, que hacía que todo diese vueltas y se moviese de mala manera, y unos relámpagos que iluminaban el Adriático de tal forma que juraría que se veían las costas de Croacia y Eslovenia... o igual era el miedo...

apicultor dijo...

Que o pase estupendamente por Venezia e arredores.

Neste Nadal seguramente vaia unha semana por Roma e arredores mercé a unha marabillosa imposición filial.

Lula Fortune dijo...

MK: te va a encantar, de verdad, vayas o no a Venecia es una delicia que no quieres acabar de leer. Y lo mejor de todo, es que entran unas ganas urgentes de dejarlo todo, liarse la manta a la cabeza y coger un vaporetto.
Besos soñadores (y cómplices)

ATIKUS: no lo digas en broma. En el periódico vi una publicidad de Air Europa con unos precios más que buenos a Venecia. Además me dejan una góndola y necesito un gondolero, aquí todos hablan pero nadie se copromete.

L&M: gracias y un saludo.
Besitos sotto il sole.

CARRASCUS: pues si que debió ser una experiencia "especial". ¿Las costas de Croacia? ¿No sería una de las infinitas islas venecianas?
Aunque si tú lo dices, no tengo por qué dudarlo. Ya conocí yo también algunas de esas tormentas de verano en el Lago di Garda y son terribles, sin duda.
Besos pre Dylan ¿no?

API: Graciñas e un bico.

Francisco Machuca dijo...

Perderse.Tú lo has dicho Lula.Hoy he soñado con Roma,cuando nunca estuve en Roma.Venecia sin ti,no,Venecia contigo se vuelve pez.
Magnífico post.

Besos y un fuerte abrazo.

Capri c'est fini dijo...

Venecia no sólo es un pez, es una sirena varada en la laguna, es un hormiguero, una gruta de las maravillas... Venecia enamora con su decadente estilo. El plano, desde luego, es inútil en Venecia porque vale más perderse y dejarse llevar. Encuentras los mejores rincones así. A mí me parece tan singular que sueño con volver. Me apunto la antiguía que recomiendas, para ir haciendo boca. Besos.

NoSurrender dijo...

Venecia espreciosa. Pero lo sería mucho más sin tanto turista. Me produce mucha melancolía la ciudad.

Bicos!

(pd. no te lo vas a creer, pero la palabra que me pide verificar para poder colgar mi comentario ha sido "esmypene" ¡me he quedado de piedra!)

Lula Fortune dijo...

FRANCISCO: así que haciendote el sueco eh? fue decir que necesito un gondolero y todo el mundo, pies en polvorosa. Si remando en la laguna se quitan todos los males...
Bicos ;)

CAPRI:si por algo me gustó esta
no-guía es porque siempre que fui a Venecia tuve esa sensación de laberinto, de estar perdida y realmente las guías convencionales no te valen de mucho. Así que me perderé en Venecia y algún Teseo tendrá que entrar en el laberinto a buscarme. Besos cómplices.

LAGARTO: ¿sin turistas? ¿sin nosotros? no, por favor. Trataré de camuflarme todo lo que pueda, prometo no llevar pantalones cortos, ni sandalias Panamá Jack, ni la cámara colgada...pero necesito el derecho a disfrutar un trocito de decadencia y melancolía.
Besos.
(Ah! lo de la palabra clave, no es coincidencia. Es que este Blog es mu malísimo :)))))

eva al desnudo dijo...

Bravo
Me gustaria perderme en un lugar así, como un globulo rojo navegando por las venas, a la deriva...

carrascus dijo...

No... si seguramente no sería Croacia... ¿tú crees que con el nerviosismo iba a estar yo para disfrutar de paisajes relampaguentes...?

El Secretario dijo...

Hola Lula.

Seguí esa técnica del "perderse" en un par de ciudades en las que viví temporadas (Málaga, Ceuta); sí, me fue bien.

Podía aparecer en el barrio de las prostitutas o en el de los camellos más retorcidos..

Pero era la mejor forma de aprender y de desenvolverte y de descubrir lo que ni algunos de allí conocían.

Buen viaje, viajera.


Abrazo veneciano.

Mad Hatter dijo...

Últimamente los peces son bastante importantes en mi vida. Hay que ver esta Lula, tan meiga como de costumbre.
Nunca he estado en Venecia ¿Pero por qué os da a todas por Italia?

Lula Fortune dijo...

EVA. ¿verdad que es una imagen preciosa? lo bueno de perderse es que puedes encontrarte cuando quieras.Besos vagabundos.

Hola SECRE, entonces sabes perfectamente de lo que hablo. Gracias por tus auguri,aunque todavía me faltan unos días. Baci tanti.

MAD: ¿has estado pescando?
Si me preguntas eso de Italia es que lo has probado poco. Se ofrece puesto de gondolero para el mes de agosto. Abstenrse curiosos.
Besos de cabra loca.

Il Cavaliere dijo...

Venecia, que maravilla. Acabo de estar en Roma. Espero que Venecia caiga pronto.

saludos!.

atikus dijo...

puff, si es que ando bajo de forma, si que me apuntaría no te creas, pero acabaré pasando las vacaciones con la familia...

aburríria a todo el mundo jeje...