lunes, 2 de marzo de 2009

LONDON ONE



Londres huele a una mezcla de cebolla asada y curry. Es un olor especial que te asalta en cualquier esquina, al entrar en un pub o al asomarte a la ventana. No resulta para mí un olor familiar, por eso tengo la constante sensación de estar en un lugar extraño.

Un lugar donde tienen que pintar en el suelo el lado al que debes mirar para cruzar la calle, y en el que sólo encuentras enormes taxis y autobuses de dos plantas circulando por el centro.









Un lugar limpio y ordenado, de hermosas calles curvas con fachadas blancas y círculos azules que te indican que allí vivió Virginia Woolf, Oscar Wilde o George Orwell... por ejemplo. Y también calles estrechas, con vericuetos dickensianos donde sobreviven, como pájaros disecados, los negocios más increíblemente rancios que he visto nunca.












Un lugar lleno de baqueteados teatros que se llenan cada noche, sin ceremonia alguna, pero con entusiasmo. Teatros donde puedes ver a Kenneth Branagh, Jude Law o James Mc Avoy... por ejemplo.






Un lugar en el que existen ritos absurdos que debes cumplir, peajes que pagar, fotos que hacer y personajes de novela que salen a pasear los domingos, sin presentar ningún inconveniente en posar con elegante amabilidad para ti.








Un lugar donde los museos son gratis y cientos de escolares uniformados rompen con sus gritos el majestuoso silencio de las pobres momias, el dolor de las fieras heridas o la paz del matrimonio Arnolfini.








Un lugar donde hasta los caballos tienen semáforos y donde, un día, de pronto, al cruzar una puerta respondes a esa pregunta que te hiciste durante años: "¿Dónde coño se meten los ingleses después de las siete de la tarde?"










Un lugar donde puedes comprar todo lo que pidas y si no lo tienen, pueden traértelo, como reza la publicidad de unos grandes almacenes. Grandes tiendas exclusivas de excéntricos escaparates, elegantes galerías, calles con estilo y mercadillos, cientos de divertidos y excitantes mercadillos.













TO BE CONTINUED...


17 comentarios:

el centollo mecánico dijo...

Lo unico chungo que le veo yo a Londres es el clima, no me imagino siendo de Cadiz alli jjajaja...pero el British Museum ¡ufff! hay me tocas la fibra sensible...soy un gran amaente de EGIPTO ¡!ainsss! un saludo desde el Sur del Sur

El futuro bloguero dijo...

Menudo entradón.

Como he disfrutado de tu recorrido, y de volver a pasear por Carnaby, por Picadilly, por el mercadillo de Portobello, en fin... que qué alegría de entrada, cómo me gusta londres.

Ah, supongo que recorrerías xlkxjxxlkj, y harías "todo lo que hay que hacer casi obligatoriamente cuando uno va por Londres"

No te pongo datos sino que he escrito xlkxjxxlkj porque me da mucha rabia volver de un sitio y que te llegue el "enterao" y te diga ¿Londres? Habrás estado en aslfjasfj town, y tú te quedas como tonta si no has ido...

Esto lo conté con más gracia en la miniguía que hice de Londres, que te puede resultar divertido leer.

Seguro que has disfrutado igual que yo leyendo tu viaje. Ya espero la segunda parte con más ganas.

WODEHOUSE dijo...

He visto tu entrada en "chiquitito" en la drecha del blog de Atikus y...no me podía resistir. me apasiona Londres, el British Museum es una auténtica pasada con toda una de sus plantas dedicada a Egipto, el bajorrelieve de la leona herida del Palacio de Assurbanipal en Niniveh, es impresionante.
Yo me aficioné al arte egipcio en este museo cuando lo ví con 15 años.
Me encanta este post. Enhorabuena, las fotos increíbles.

atikus dijo...

Puffff, que ganas mas terribles me entraron cuando vi este pedazo de post!!

pues si es que Londres es así con ese olor a cebollas, patatas fritas o pescados fritos, y té o lo que demonios sea, y los Pubs con esas moquetas del siglo pasado..vamos de hace dos o tres siglos, y con esas tradiciones milenarias mezcladas con moderneces de lo mas cachondas, unos tipos de lo más curiosos, a mi me encanta pasear por Londres sin duda, y perderme.

Es verdad que a cierta hora, bueno exavtamente a una hora desaparece todo.

Besitos puntualmente con aroma a menta ;)

xabipop dijo...

Tu post a mi también me trae grandes recuerdos, fue mi primer gran viaje (6º de EGB) para estudiar inglés, con pérdida en el Aeropuerto incluída (glup), así que pronto tuve que comenzar a practicarlo en el despacho de la policía...

Es una ciudad alucinante, y tiene un "algo" que otras jamás podrán poseer (por otra parte supongo que como todas)....

carrascus dijo...

Entonces… ¿Inglaterra no huele a pueblo…
a descalzo y a fuente, a trabajo y a queso, a arrugas en la frente?
¿No huele a paredes de cal, a amor y a casamiento, y a Don Juanes de bar?


¿Inglaterra no huele a colegio y a hermano, a botones de hueso, a cine de verano?.
¿No huele a maceta regada, a chaparrón y a suelo, a oliva machacada?

¿Inglaterra no huele a ropa planchada, a niño no hagas eso, a no me da la gana?.
¿No huele a candiles y a cera, a gritos en el ruedo, a tela marinera?.

¿Inglaterra no huele a copita de vino, a mañana de invierno?

¿Inglaterra no huele a eso?

Joé… mira que oler en cambio a cebolla asada y a curry!

WODEHOUSE dijo...

Tampoco huele a ajo :)

Lula Fortune dijo...

Bienvenidos, queridos egiptólogos WHODE Y CENTOLLO. La verdad es que ese museo es increíble. Todas las veces que voy tengo que ir a ver las momias, como si fueran dos viejas tías. Es verdad lo del cielo gris todo el tiempo, pero para eso tienen los pubs ¿no?
Muchos besos a los dos.

FB: ¿miniguía? jo, tio! si podías editarla. Tú también te diste un tute de caray. Es que con tan poco días, se quiere abarcar todo. Qué gracia me hace ver que estuviste en los mismos sitios, bueno tú no fuíste a ... ja, ja, ja.
Al final, a las ocho de la tarde, todos los españoles acabamos en Covent Garden, como si fuera un sumidero.
Londres es genial. Yo iría una vez al mes si pudiera.
Besitos british.

ATIKUS: si es que me da envidia hasta a mí, cuando lo vuelvo a ver.
Es otro de los viajes que vamos a organizar los blogueros. Después de ir a NY, a Zanzíbar y a Venecia, claro :)))))
Besitos cerveceros.

XABIPOP: ay! pobre, perdido con 10 añitos y en un país extranjero. Rompiste a hablar inglés como un loco, no me digas más. Esas cosas marcan. Kisses for you.

CARRASCUS: pues no, no huele a eso (ni a ajo). Si no ¿para qué iba a ir a olerlos?
Besos perfumados de ajonjolí.

nancicomansi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nancicomansi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nancicomansi dijo...

QUE MARAVILLA DE ENTRADA!!! y que envidia, chica...estoy VERDE!!!

Me quedé con el cartel en el que salen el JUDD y la DENCH, la leona herida piedra y "the lion king" en ese precioso poster, el semáforo con caballito rojo y la momia durmiente, esas entradas de casas con sus escaleras en mil películas vistas, y esos restos intuidos de la neblina que acompañó a Jack en sus desmanes...

Felicidades por el viaje y por el partido que se ve le has sacado...y gracias por mostrarlo tan hermoso...

Mil besos, LULA!

diciembre dijo...

Es un gustazo ver y "leer" tus fotografías, Lula. No he estado nunca en Londres y es un viaje que espero poder hacer algún día. Tengo pendiente una visita al mercadillo de Portobello. Allí tiene su puesto una mujer de corazón y estética hippie, hija de una muy querida amiga. Además, me pierden los mercadillos, tienen magia...

Besos, guapa!

diciembre dijo...

...por cierto, ha llamado mi atención el escaparate con la imagen de Tilda Swinton, me gusta mucho cómo actriz...

Lula Fortune dijo...

Gracias a vosotras NANCI Y DICIEMBRE. Está en el horno la segunda (y última) entrega Ufffff!!!! qué chollo dá esto.
Besos entre la niebla para las dos.

WODEHOUSE dijo...

Gracias por enlazarme, un placer.

MK dijo...

Que bueno..sabes que el friso de la Leona Herida es uno de los primeros recuerdos que tengo de la primera vez que estuve en Londres?. Eso y también en el Brithis , unas cartas manuscritas de Lawrence de Arabia y otras de Jane Austen. Y esas columnas de Tebas...yo pensaba entonces que todo eso no existía y que se había perdido con los siglos...Cosa que hubiera pasado probablemente sin esa terrible sed expoliadora y museográfica ...
Lo siento ,se que no todo el mundo estará de acuerdo , pero pienso que algo hay que agradecerles.

MK dijo...

Y los meteoritos del Museo de História Natural!