miércoles, 10 de octubre de 2007

LA FAMA




Haber visto crecer a Buenos Aires, crecer y declinar.



Recordar el patio de tierra y la parra, el zaguán y el aljibe.



Haber heredado el inglés, haber interrogado el sajón.



Profesar el amor del alemán y la nostalgia del latín.



Haber conversado en Palermo con un viejo asesino.



Agradecer el ajedrez y el jazmín, los trigres y el hexámetro.



Leer a Macedonio Fernández con la voz que fue suya.



Conocer las ilustres incertidumbres que son la metafísica.



Haber honrado espadas y razonablemente querer la paz.



No ser codicioso de islas.



No haber salido de mi biblioteca.



Ser Alonso Quijano y no atreverme a ser don Quijote.



Haber enseñado lo que no sé a quienes sabrán más que yo.



Agradecer los dones de la luna y de Paul Verlaine.



Haber urdido algún endecasílabo.



Haber vuelto a contar antiguas historias.



Haber ordenado en el dialecto de nuestro tiempo las cinco o seis metáforas.



Haber eludido sobornos.



Ser ciudadano de Ginebra, de Montevideo, de Austin y (como todos los hombres) de Roma.



Ser devoto de Conrad.



Ser esa cosa que nadie puede definir: argentino.



Ser ciego.



Ninguna de esas cosas es rara y su conjunto me depara una fama que no acabo de comprender.




Jorge Luís Borges

11 comentarios:

carrascus dijo...

"Del éxtasis a la agonía
oscila nuestro historial.
Podemos ser lo mejor, o también lo peor,
con la misma facilidad.
La argentinidad... al palo!"

Eso lo cantaba Bersuit Vergarabat, paisano suyo... y le cuadra a las mil maravillas.

arume dos piñeiros dijo...

Amiga Lula: acaba vostede de transcribir o meu poema favorito. Desde agora, vostede será a miña blogueira favorita.

Sir John More dijo...

¡Coño! La primera vez que Borges me emociona... Perdón por el exabrupto, pero es que me he quedado patidifuso. Un beso, Lula, sos una evocadora genial.

Lula Fortune dijo...

Pues sí, Carrascus, le queda que ni pintado. Besos con sabor a mate.

Gracias,Arumes, por esa distinción. Tentarei de estar á altura. Un bico agradecido.

Me alegro que te guste, Sir. El Borges poeta es muy superior al cuentista (para mí) y ya es mucho decir. Besos gauchos.

Ana Bande dijo...

Ahhhh el argentino, o poeta do infinito, cómo gosto das súas reviravoltas....

nancicomansi dijo...

JAzmín y tigres...el hexágono...
Este tipo de asociaciones surreales siempre me han maravillado;
Son llaves que abren la mente a otros universos...

Besos!!!

nancicomansi dijo...

Perdón "Hexámetro"...
En que estaría yo pensando...

MK dijo...

"Haber enseñado lo que no sé a quienes sabrán más que yo".
Cuantas veces habré tenido ese maldito síndrome de la impostora...
Luego , llega un día que vés que reconocer y mostrar lo poco que sabes és empezar a estar en paz contigo misma. Y que siempre hay alguien que con esto le basta ...
Y esto es empezar a crecer.

Doutora Seymour dijo...

Como diría Suso Lista, Borges é moito Borges para ser un Borges solo...
A fama é algo imcomprensible, e só en moi poucos casos, merecida.
Un pracer ler este poema.

Lula Fortune dijo...

Alégrome, Ana Bande, que lle goste. Un bico.

Nansi: te perdiste en esos universos y se te fue la tecla. Tampoco está mal lo de "hexágono", puestos a ser surrealistas...Un beso real..

Es curioso MK, esa frase que mencionas, la repasé una y mil veces en la memoria...la verdad es que cada vez que vengo al blog tengo que volver a leerlo, como un embrujo que me hipnotiza y del que no puedo desprenderme. Besos hipnóticos.

O mesmo, Doutora. Bicos placenteros.

apicultor dijo...

Para ser algo orixinal, non vou dicir nada de Jorge Luis.