lunes, 23 de noviembre de 2009

EL PODER DE LOS DESEOS


En aquel preciso momento el hombre se dijo:
qué no daría yo por la dicha
de estar a tu lado en Islandia
bajo el gran día inmóvil
y de compartir el ahora
como se comparte la música
o el sabor de una fruta.
En aquel preciso momento
el hombre estaba junto a ella en Islandia.
JLB

7 comentarios:

MK dijo...

...me has hecho pensar que ya empiezo a merecerme mi largo día finlandés.
Que ya está tardando !!..vamos

Licantropunk dijo...

Ana y Otto. Palíndromos.
Saludos.

atikus dijo...

Lo bueno de Islandia es que uno se tiene que acurrucar mucho para entrar en calor ;)


besitos norteños

eva al desnudo dijo...

Ay, la distancia...

Que película Lula, que frases, todo el tiempo con el nudo en el estómago. Los mejores deseos son aquellos que nunca llegan y las mejores promesas aquellas que no hay que cumplir.
Besos

Fernando dijo...

Desear: siempre.
Tener: el peor enemigo.

Lula Fortune dijo...

EVA, FERNANDO: ya, sí...os entiendo pero, ¿un poquito? ¿a veces? una desearía que se cumplieran.


MK, LIKANTRO, ATKUS: besitos dede debajo del edredón. Por esta vez, os daré un poquito de razón.

Fernando dijo...

Supongo que lo mejor sería aplicar una especie de homeopatía.
Pequeñas dosis de veneno de supervivencia.
Sea.