martes, 4 de diciembre de 2007

FRATELLO MIO

Acaba de llegar a nuestras pantallas la película de Daniele Luchetti "Mio fratello è figlio unico"/ Mi hermano es hijo único.

Inspirada libremente en el libro de Antonio Pennacchi "Il Fasciocomunista", la historia nos acerca a la Italia de los años 70 en la que viven en perpetua bronca los hermanos protagonistas: Accio y Manrico.

Manrico (el bello Riccardo Scamarcio) es un comunista que trabaja en una fábrica y se implica activamente en las luchas obreras. Aunque, a mi parecer, este personaje se presenta algo desdibujado, en conjunto cumple con creces su función.

Accio, interpretado por (el no menos atractivo) Elio Germano, es un joven de carácter impetuoso que decide abandonar, en medio de una crisis adolescente, el seminario en el que estudiaba. Voluntariamente equivocado, opta por enfrentarse a toda la familia en un intento por ganarse la atención/cariño de sus padres, que el "perfecto" Manrico parece tener asegurada. Accio decide finalmente ingresar en el fascio como un medio de rebeldía y autoafirmación personal.

Pero cosa è la vita senza l'amore...(como dice la canción que suena en la banda sonora) la encantadora Amelia, novia de Manrico, vendrá también a ocupar el arisco corazón del joven fascista.

No estamos ante un film político, de hecho hay cierto esquematismo en el tratamiento ideológico: los descerebrados fascistas por un lado y los apasionados revolucionarios, por otro. Y esto no lo digo como merma de la historia (personalmente agradezco la ausencia de adoctrinamiento), porque creo que lo que interesa realmente, por encima de los diferentes pensamientos, es el enfrentamiento afectivo, forjado a cachetazos, de los hermanos protagonistas.

Aunque mantiene cierto tono de comedia, la película se envuelve en una cuidadosa melancolía, de la que sin duda sean culpables los guionistas Rulli y Petraglia ("La Meglio Gioventù").

Melancolía, que no sensiblería, y comedia triste que nos muestra, como en la vida misma, la necesaria sed de afecto que tenemos todos los seres humanos, por encima de cualquier ideología.



Aquí os dejo un pequeño trailer para que apreciéis el endiablado italiano- romano en el que está rodada.

12 comentarios:

MK dijo...

Un dia me cuentas que haces tu para saber tanto de cosas de Italia.

atikus dijo...

Si la cuentas así no voy a tener más remedio que verla, siempre me fiaré de tu gusto lulático.

Besos a la romana

arume dos piñeiros dijo...

Se é como La Meglio Gioventù, que é a mellor película que vin nos últimos anos e iso que eran 6 horas, val a pena mirala. Seguro que a poñen nun curruncho dos cines norte en Vigo. E poucos días. Seguro e sen versión orixinal que, se è como vostede di, debe resultar unha marabilla. Alá iremos, pois.

apicultor dijo...

Non sei, non sei.

Certo cine actual italiano (e europeo en xeral) véxoo un pouco impostado na pretensión de vender sinxeleza, "naturalismo", melancolía e sentimentos. E que, non poucas veces, unha delgada liña vermella o separa dunha certa cursilería.

A canción, por suposto, un clásico marabilloso.

(E que son eses "bicos á romana" dos que fala Atikus? Pregunto porque é total a miña ignorancia respecto do bicos mediterráneos, non así dos nórdicos, que os coñezo un pouco mellor)

Lula Fortune dijo...

Pues mi secreto, MK, es que estudio italiano (estoy en 5º de la Escuela Oficial de Idiomas) y me paso el día leyendo, viendo películas, escribiendo en italiano y viajando allí con preocupante asiduidad...el otro pequeño detalle es que ADORO ITALIA!!!! y eso ya no tiene explicación.
Besos romanos.

Ay! Atikus, qué responsabilidad más grande...Besitos responsables.

Lula Fortune dijo...

Arumes, pois si lle gustou La Meglio Gioventù non o dubide. Ten razón no dos cines ¿de qué valen tantas supersalas nos centros comerciais se en todas dan a mesma bazofia? Bicos cómplices.

Non sei qué decirlle Api, pode ter razón. Eu tamén teño un chip-rexeita- cursilerías pero ¿quen pode marcar os lindes exactos?
Pódolle asegurar que esta película non é cursi. Vaia vela e despois me conta...e de paso me explica eso dos "besos nórdicos".
Bicos nacionais.

Francisco Machuca dijo...

Italia tuvo su tiempo se esplendor cinematográfico.El neorrealismo,Fellini,La Dolce vita,una de mis películas favoritas.Después,la decadencia.Cinecittá se quemó hace poco y con ella,todos los fantasmas maravillosos del pasado.¡Joder,menudo rollo te estoy soltando! Y todo para decirte que me ha gustado tu reseña y que quiero verla.
Perdon por la palabra "joder".Creo que te he destrozado el concepto de mi lado femenino.
Besos Lula.

Lula Fortune dijo...

Non ti preoccupare!!! anche le ragazze diciamo parolacie. (Más o menos: tranqui, las chicas también decimos tacos). Ya me dirás si te gusta la película. Besos o mejor baci.

Zerovacas dijo...

Vina en Cineuropa e sen ser unha obra mestra, gustoume. É máis amena e menos política do que pensaba, e cun final tráxico pero amable

Estiveches tamén no dos homens? Como sabes que eu estaba? (supoño que tiveches espias)

Lula Fortune dijo...

Zero: vinte "en vivo e en directo". Coñecinte pola foto (je, je). Son unha fan de Homens, e amiga da nai de Xocas.
Tás fichao!!!

carrascus dijo...

Fantástica la peli, niña. La ví aquí en Sevilla, en el Festival de Cine Europeo hace unas semanas. Quedó la segunda del concurso: Giraldillo de Plata.

Si todo el mundo la viese a lo mejor no sería tan difícil que entediéramos las posturas ajenas.

Un beso.

Lula Fortune dijo...

Me alegro que te gustase, Carrascus y seguir coincidiendo contigo. A ver cuando nos deleitas con un post de canción italiana.
Besitos gemelos.